Mi Blog

Mi Blog

martes, 8 de mayo de 2012

LITERATURE – Aldous Huxley’s Brave New World Revisited


Pocos escritores han tenido una visión tan realista y visionaria del futuro, como la tuvo el autor de Un Mundo Feliz.  Han trascurrido 80 años de su publicación y la verdad es que el mundo actual tiene un cierto paralelismo como el que el describió.  En este libro algo más que visionario, escrito en 1932, Huxley imaginó una sociedad que utilizara la genética y el clonaje para poder condicionar y controlar al individuo.  En contraste el mundo de George Orwell en 1984 estaba basado en la fuerza y la coerción.  El libro de Orwell era una critica feroz al Stalinismo, en cambio Huxley hacia un canto al liberal capitalismo de su época.  En el mundo feliz, los niños son concebidos en probetas.  Ellos son genéticamente condicionados para poder pertenecer a una de las 5 categorías de la población, del ser más inteligente al más estúpido.  La elite son los Alphas, los Betas los ejecutantes, los Gammas los empleados subalternos, los Deltas y los Épsilones son destinados a trabajos arduos o forzados.  El mundo feliz nos describe una dictadura perfecta, que podría tener la apariencia de una democracia.

En sí, una cárcel sin muros en el que los prisioneros no piensan en escapar, un sistema de esclavitud donde gracias al sistema de consumo y diversión garantizada, los esclavos se sentirán felices en ese gratificante estado.  En ese mundo feliz la familia está abolida al ser un reducto del pasado.  El amor ya no existe y el sexo es un pasatiempo mecánico y abúlico al no haber emociones ni sentimientos.  En ese mundo la promiscuidad es la forma de mantener el corazón a raya.  Las relaciones variadas es vista como algo normal.  Uno de los personajes reprocha a un amigo por su poca promiscuidad, púes lleva más de cuatro meses con la misma pareja.  En un mundo feliz, el Soma es la droga oficial.  Su uso no solo está generalizado, sino altamente recomendado.  Cuando las personas tienen dudas, crisis o desean disfrutar más, sentirse súper feliz, el Estado se hace cargo de ello.  Un gramo de Soma cura diez sentimientos melancólicos.  En sí, un mundo feliz es una distopia que parece una utopía, una sociedad feliz donde la droga y el sexo libre han sido permitido.  Gracias a eso, la sociedad se vuelve estúpida y borreguil.  Por último, en ese mundo las personas son felices.  Ellos obtienen lo que ellos quieren, y ellos no quieren nunca lo que no pueden obtener.  Ellos están condicionados de tal manera que prácticamente ellos solo se portan como debe ser, y si por casualidad algo no va bien, tenemos el Soma.  Conclusión, casi prefiero el Nirvana de Huxley a esta infiel y actual democracia, en donde la única droga es el Facebook, digo yo.

Few writers have had a vision so realistic and visionary of the future, as the author of Brave New World Revisited.  80 years have passed by since its publication and the truth is that today's world bears a certain parallelism to that which is described in the book.  In this visionary book, written in 1932, Huxley related the tale of a society that employs cloning techniques and genetics in order to influence and control the individual.  In contrast the world of George Orwell in 1984 was based on force and coercion.  The book of Orwell was one that fiercely criticised Stalinism; Huxley, on the other hand composed an ode to the liberal capitalism of his time.  In this brave new world, children are conceived in test tubes.  They are genetically conditioned to be able to join one of the 5 categories of the population, based upon their intelligence.  The elite are the Alphas, the Betas are the implementers, the Gammas are the employees or followers, the Deltas and the Epsilons are designated towards hard labour and arduous work.  The brave new world describes a perfect dictatorship, which takes on the appearance of a democracy.

In itself, it is a prison without walls where prisoners do not think or escape; thanks to a system of consumption and guaranteed enjoyment, it ensures that its ‘slaves’ would be content in this gratifying State.  In this brave new world, the family unit is abolished, nothing but a forgotten value of times past.  Love no longer exists and sex is a mechanical and lifeless activity without emotions or feelings.  In this world promiscuity is the means to keep the heart at bay.  Multiple relations is viewed as something normal.  One of the characters in the book reproaches his friend for his lack of promiscuity, as his friend has already been with the same partner for more than four months.  In the brave new world, Soma is the official drug.  Its use is not only widespread, but highly recommended.  When people suffer from doubts or crisis, or if they simply want to enjoy more or feel euphoric, the State will take care of all these wants and aversions.  One gram of Soma cures ten different melancholic feelings.  There is no doubt that the brave new world is a dystopia which appears to be a utopia, a happy society in which free sex and drugs are permitted.  Thanks to this, the society has become dumb and passive like sheep.  Finally, in this world, people are unequivocally happy.  They get what they want, and they don't want anything that cannot be provided.  They are conditioned in such a way that they will behave as stipulated, and if by chance something does not go well, we will always have Soma.  In conclusion, I would prefer the Nirvana of Huxley as compared to this false democracy of present times, where the only drug is Facebook.

8 comentarios:

  1. Si Agus, ha relatado muy bien nuestra realidad.

    ResponderEliminar
  2. Excelente novela la que nos traes hoy, Agustín.
    Recuerdo la infinidad de imágenes que me evocó su lectura... y el desasosiego de ver cómo, lo que leía, se materializaba... en parte... a mi alrededor.
    Hoy, miro hacia atrás... y cada vez queda "menos parte" que no se parezca a la realidad.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Sin contar con que como "las arañas sean puntuales" nos queda vuelta y media. Aunque ese mundo de Huxley bien podría ser la recreación de Corea del Norte donde todo va tan bien que los súbditos lloran al lider con multitudinario dolor.

    ResponderEliminar
  4. Podríamos estar ya, sin saberlo, amigo Agustín, en ese mundo feliz. El soma que se nos puede estar dando reviste múltiples formas.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  5. Creo que el autor muy versado en la espiritualidad humana nos alertaba con esta obra contra la propia alienación social. Y esa puede ser una de nuestras responsabilidades, pensar, aunque erremos una y otra vez en nuestras conclusiones. Estupenda entrada.

    ResponderEliminar
  6. ¿Cuál es el soma de hoy...el GH o el "Sálvame" como marujeos de corrala, el fútbol, internet, o los antidepresivos tomados como caramelos? un poco de todo, creo yo.

    ResponderEliminar
  7. Este fuè mi primer libro que leì en mi juventud, me impactò y lo he vuelto a releer en varias ocasiones.ufff que recuerdooo..

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que no lo he leido, pero parece jugoso y desde luego, con los crítico que soy por naturaleza, cómo que no me gustaría demasiado vivir en ese mundillo. Bufff.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar