Mi Blog

Mi Blog

lunes, 12 de marzo de 2012

LITERATURE - H.P.Lovecraft: Cosmos and Terror

Dentro de la variada gama de la literatura de horror, Lovecraft es sin duda el príncipe de tal genero, siendo Edgar Allan Poe el rey sin objeción alguna.  Lovecraft era un personaje que se apartaba de lo que entendemos por normal o común.  Su infancia le marcó para el resto de su corta vida.  Fue un niño reservado y ajeno a los juegos y vivencias de su edad.  A la temprana edad de tres años quedó huérfano al morir su padre de sífilis.  Su formación pasó a mano de su madre, sus tías y su abuelo.  Éste le ayudó tempranamente a instruirse debido a la fabulosa biblioteca que poseía.  Allí siendo un muchacho, se sumergió Lovecraft en los más diversos conocimientos culturales.  Yo nunca fui un admirador de su literatura, pero aun así me atreví a leer su gran libro Los Mitos de Cthulhu, eso sí, acompañado de algo de LSD, la única manera de poder penetrar en ese libro alucinante.  Lovecraft fue influenciado y de que manera por Allan Poe.  Más tarde Lovecraft dio a relucir su verdadero e inigualable estilo.  

Pues la concepción del terror en Lovecraft es algo sobrehumano, ya que al abandonar el Antropocentrismo, y puesto que el hombre deja de ser el centro de la creación, los temores que le acechan no son los horrores que crean otros hombres, sino un horror más antiguo y totalmente ajeno a la Humanidad; un horror que nos sobrepasa y donde el hombre es algo pequeño y débil, frente a las fuerzas antiguas e insondables de los Dioses Primigenios.  El ateísmo de Lovecraft le hizo ver la vida como un panteón inhumano y alejado del monoteísmo.  Los escritos de Lovecraft llegaron a influenciar a La Orden Tifoniana.  Ellos consideraban a Lovecraft como su profeta.  Esta orden o secta fue fundada por Kenneth Grant, un discípulo del príncipe de la magia negra, el maligno Aleister Crowly.  Estos locos invocaban a entidades de otros planetas y dimensiones.

La obra de Lovecraft constituye un clásico del terror cósmico materialista, una corriente que se apartaba de los temas tradicionales como satanismo, vampirismo, y fantasma.  Él incorporó elementos de ciencia ficción, razas alienígenas, viajes en el tiempo, existencias de otros mundos y dimensiones.  Pero para mí el verdadero horror es la actual crisis económica, pues esta es real con personajes de carne y hueso.

Within the wide range of horror literature, Lovecraft is without a doubt the Prince of this genre; Edgar Allan Poe being the King without any objection.  Lovecraft was a character who departed from what we understand as the norm.  His childhood marked him for the rest of his short life.  He was a reserved and alien to the games and experiences of his age.  At the early age of three he was orphaned after the death of his father due to syphilis.  He was put under the care of his mother, aunts and grandfather.  This helped him in the early part of his education, thanks to the fabulous library that his relatives possessed.  In that library, as a boy, Lovecraft submerged himself in the most diverse cultural knowledge.  I have never been a fan of his works, but even so, I have dared to read his great work Cthulhu Mythos, accompanied by some LSD, which is the only way to appreciate this amazing book.  Lovecraft was influenced hugely by Allan Poe.  It was later on that Lovecraft established his own unique style.

The conception of terror in Lovecraft’s works is something superhuman, an abandonment of anthropocentrism; and since man is no longer the center of creation, the fears that stalk him are not the horrors that are created by other men, but an ancient horror which is totally alien to humanity; a horror that surpasses us, and where man is small and weak, subjugated by the deities of old and strange forces.  Lovecraft’s atheism made him construe life as an inhumane pantheon and far from monotheism.  The writings of H.P. Lovecraft came to influence the Typhonian Order.  They considered Lovecraft as their Prophet.  This order or sect was founded by Kenneth Grant, a disciple of the Prince of the black magic, the evil Aleister Crowly.  These fanatics invoked the entities of other planets and dimensions.

The work of H.P. Lovecraft is a materialistic cosmic horror classic, a stream which departed from the traditional Satanism, vampirism, and haunting themes.  He incorporated elements of science fiction, aliens beings, time travel, existences in other worlds and dimensions.  But for me the true horror is the current economic crisis, because this is real, with beings of flesh and blood.

10 comentarios:

  1. Agustín yo también fui lector en la Universidad de Miskatonic situada en la rivera del río del mismo nombre como bien sabes. En la mili lo leia mucho y por supuesto me gustaba, en la ventanilla trasera lateral izquierda de mi 127 uno de mis compis pego un póster de unos monstruos basados en sus relatos y se quedo hay hasta que el sol lo deshizo, jejej.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  2. Vaya, otra vez como mi hermano, fan de Lovecraft. Alguna vez intenté acabar un libro pero me resultaba demasiado farragoso, eso sí, miedo daba un montón..Por cierto ¿No serás géminis por casualidad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Candela soy del signo Cancer.La verdad hincarle el diente a Lovecraft no es tarea facil.un saludo.

      Eliminar
  3. Esclarecedora entrada, un autor siempre evitado éste que hoy nos traes, como bien dices, para horrores me basta con seguir las noticias de cada día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El horror cotidiano ese no tiene limite,En cambio una novela de Lovecraft despues de leida la puede olvidar.un saludo.

      Eliminar
  4. Agus, tengo que reconocer que no he leido nada de este autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco te pierdes nada Mamuma.un saludo.

      Eliminar
  5. La verdad es que la mente es una máquina poderosa y en el caso de personas cómo Lovecraft la máquina gira a más velocidad de la debida. Por ello lo que salga de esas neuronas es simplemente alucinante. Espero poder seguir ésto artículos que tanto nos aportan Agustín.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
  6. El termino casi loco de remate.A veces divagar sobre que tema puede ser peligroso.un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Mi "santo" era lector de Lovecraft en su juventud.
    El terror y el horror.

    Saludos.

    ResponderEliminar