Mi Blog

Mi Blog

domingo, 16 de septiembre de 2012

PERÚ - VELASCO ALVARADO VERSUS THE OLIGARCHY


Sud América siempre ha tenido mala fama por sus tradicionales y sangrientos golpes de estados protagonizados por su cúpula militar.  La historia está llena de ejemplos a cual más abominable.  Por supuesto siempre acuden a nuestras mentes el golpe militar del General Videla en Argentina, o el del General Pinochet  en Chile.  Como siempre estos golpes militares eran para favorecer a su oligarquía y a las multinacionales de USA. También servían para aplastar de forma cruel los movimientos sindicales o cualquier conato de ideas comunistas que brotaran en la sociedad.  Más no siempre fue así.  Un caso insólito y diferente fue el que llevó a cabo en el Perú el General Juan Velasco Alvarado.  Él dio un golpe de estado el 3 de Octubre de 1968 contra el presidente Fernando Belaunde Terry.  Su gobierno duró desde 1968 a 1975 y se le conoce como socialismo militar.  El gobierno revolucionario de Velasco Alvarado no era ni de izquierda ni de derecha.  En sí era un nacionalista honesto que quería lo mejor para el Perú.

Velasco Alvarado fue un presidente que luchó por la dignidad y la verdad de su pueblo, un militar que intento transformar su país y repartir su riquezas a sus ciudadanos.  Lo más importante durante su corto mandato fue declarar nulo el Acta de Talara, suscrito por el anterior gobierno de Fernando Belaunde, en el que se entregó a la multinacional de USA, Petroleum Company, los recursos del país a nivel de gas, petroleó y otros minerales.  De esta forma Velasco Alvarado nacionalizó el sector petrolero y la banca; él reivindicó para su país todas las propiedades de los yacimientos petroquímicos de La Brea y Pariña, que de forma pérfida explotaba la multinacional norteamericana desde hacia más de 50 años.  Velasco Alvarado luchaba contra la voracidad de las multinacionales extranjeras que esquilmaban a su país y contra los latifundistas que explotaban al campesino peruano.  Una de sus medidas más popular y aplaudida seria la del 24 de junio de 1969 al decretar la Reforma Agraria, lo cual supuso la entrega de cinco millones de hectáreas para los campesinos peruanos.  De esta manera las masas campesinas recibieron las tierras, y se cumplió el gran sueno utópico de 1870 del gran caudillo indígena Túpac Amaru II que predijo, “Campesinos, el patrón ya no comerá más de tu pobreza.”  Otro logro de Velasco Alvarado seria la nacionalización de los yacimientos de Talara que pertenecían a la Internacional Petroleum Company, subsidiaria de la poderosa Standard Oil.  Durante el mandato de Velasco Alvarado el quechua fue reconocido como idioma oficial además del castellano.  Hoy en día se le recuerda como un militar honesto y honrado que intentó lo mejor para los peruanos.  Por supuesto fue derrocado por un golpe de estado que dio el general Francisco Morales Bermúdez y con la ayuda del gobierno norteamericano presidido por el presidente Richard Nixon.

8 comentarios:

  1. Desde que los países sudamericanos comenzaron su revolución, España los dejo a su aire y realmente quienes dirigían esas revoluciones eran unos personalistas que solo buscaban su interés particular. De ahí a las dictaduras fue solo un paso. Realmente todo lo ocurrido hasta hoy, es la realidad "democrática", dinero para el dirigente y sus familias políticas, mientras el pueblo sigue en la mayor ignorancia, que es lo que necesitan todos esos dictadores militares y dictadores "democráticos".

    ResponderEliminar
  2. Que buen recordatorio nos trae usted en estos tiempos tan agrios que sufrimos en España.

    ResponderEliminar
  3. Lo que debe estar por encima de todas las capacidades que adornen a un gobernante es el amor profundo a su nación. De ahí parte todo lo bueno que pueda dar de sí, amigo Agustín.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  4. Los americanos siempre por el medio en los golpes de estado. La cosa es poner en el poder a alguien que esté acorde a sus intereses, y así les fue a los sudamericanos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Reconozco que de este tema no tengo ni idea, por tanto no daría una opinión honesta. ¿Porque siguen con esto de los golpes de estado, los populismos y todo lo demás?¿Son incapaces de crear sociedades democráticas y estables?. Tengo curiosidad por saber que les pasa, los agentes exteriores no pueden explicarlo todo.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  6. En Sudamérica se libró especialmente la batalla Este- Oeste, en la que los únicos perjudicados fueron, como sioempre, los más humildes.

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que si, siempre han tenido mala fama los países sudamericanos con los golpes de estado, de ese tal Velasco Alvarado ni idea, yo era un bebé,jeje, un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Los espadones han marcado la política latinoamericana.
    Faltan cimientos democráticos y uan sociedad civil que realmente, ostente el pulso político y no se vea arrastrada a golpes de milicos,populistas,revoluciones marxistas sangrientas o pucherazos en las urnas.

    ResponderEliminar