Mi Blog

Mi Blog

sábado, 1 de septiembre de 2012

ÁFRICA - ABLATION VERSUS PLEASURE


Parece mentira que aun en pleno siglo XXI, el inconcebible ritual de la ablación siga siendo algo normal en algunas regiones Subsaharianas y en especial en Mali.  Claro que los que apoyan esta cruel y primitivas costumbres siguen instalados en el oscurantismo más profundo, púes su evolución aun no ha llegado a fructificar.  Tiene Mali el repudiable deshonor de que se siga con estas practicas, púes se tolera y casi se impulsa.  Ésta cruel practica se justifica desde un punto de vista religioso según ellos.  Púes bien, en algunas áreas de este país se extirpa el clítoris a muchachas entre 7 a 12 años.  Ésta ceremonia suele realizarse al borde de los ríos, suelen utilizar para este vil método, cuchillos, piedras y cuchillas de afeitar.  Yo solo de pensarlo se me pone la piel de gallina.  Algunas veces estas aberrantes ceremonias han terminado con la muerte de la victima.  Una vez que se le extirpa el clítoris, la mujer solo servirá como una maquina reproductora.

Las creencias y practicas relativas a la mutilación genital de los órganos femeninos parecen responder a un deseo de controlar la experiencia sexual de las mujeres, y reforzar de esta manera los roles de genero establecido.  Alrededor de casi tres millones de chiquillas en África sufren esta mutilación cada año.  ¿Cuál es el motivo de esta salvajada?, se dirán muchos occidentales.  Bien, se trata de mutilar la parte externa de los genitales femeninos para evitar sentir placer sexual.  La finalidad es que la mujer llegue virgen al matrimonio, si no, seria rechazada.  También para evitar la promiscuidad sexual de la mujer, en Egipto un tal Nasser al Shaker, diputado del grupo salafista Nour, ha defendido la practica de la ablación del clítoris, por estimar que forma parte del camino Sunna marcado por el profeta Mahoma en el Islam.  Conclusión, a veces comprendo a esas muchachas subsaharianas que se meten en una patera al riesgo de sus vidas antes que vivir el infierno que su atávica cultura les tiene reservada.

It seems incredible that even in the 21st century, the inconceivable ritual of female circumcision remains normal in some Subsaharianas regions and particularly in Mali.  Of course, those who support this cruel and primitive custom are still living in the deepest darkness of their mind, and it seems that their evolution has still yet to bear fruit.  Mali has the condemnable dishonour of being a follower of these practices, and these practices are tolerated and even encouraged.   This cruel practice is justified from a religious point of view according to them.  In some areas of the country the clitoris is removed from the girls of between 7 and 12 years old.  This ceremony is usually performed at the edge of rivers, where knives, stones and razor blades are employed for this vile process.  Just thinking about it gives me goose bumps.  Sometimes these aberrant ceremonies have ended with the death of the victim.  Once the clitoris is removed, the woman will only serve as a breeding machine.

Beliefs and practices relating to the mutilation of the female genitalia seem to originate from the desire to control women's sexual pleasure, and in this way strengthen the roles of gender long established.  About three million girls in Africa suffer this mutilation every year.  What is the reason for this savagery?, many Westerners will ask.  Well, it is the mutilation of the external part of the female genitalia to avoid feeling sexual pleasure.  The purpose is for a woman to remain a virgin when the time arrives to get married, if she is not, then she would be rejected.  Also, to avoid sexual promiscuity among women, in Egypt, Nasser Al Shaker, member of the Salafist group Nour, has defended the practice of excision of the clitoris, on the grounds that it is part of the Sunnah way as taught by the Prophet Muhammad in Islam.  Conclusion, I can sometimes understand why these sub-Saharan girls put their lives in danger by crossing the seas in dinghies and boats to as to be able to arrive in Europe and escape the living hell that their atavistic cultures have created for them.

9 comentarios:

  1. Asi es amigo Agustin, se sigue haciendo en algunos sitios de África estas practicas horripilantes, la mutilación genital no tiene justificación alguna, un saludo.

    ResponderEliminar
  2. En áfrica y en zonas de Asia.
    Las religiones institucionalizadas son responsables de las mayores atrocidades que ha cometido nuestra especie y generalmente contra la propia especie.

    ResponderEliminar
  3. Más que religiosa es cultural, el Islam creo que no la contempla al día de hoy. Pero no solo se da en Africa, ahora también lo hacen en Europa (aunque esta prohibida) esos inmigrantes que son incapaces de integrarse en nuestra cultura. En Inglaterra se denuncia que ya hasta médicos y "otros" cobran por ello. Vamos, negocio.

    ResponderEliminar
  4. Una práctica aberrante y punto, hay que combatir esa memez multiculturalista de que todas las costumbres son igualmente respetables.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. em... hola? ya muy bien, todas son respetables todo y cuanto no hagan daño a nadie... :')

      Eliminar
  5. Cosa de bárbaros, si la niña no muere por desangrado o infecciones posteriores no solo se mutila su sexualidad, ademas sufren muchas complicaciones posteriores. Al salafista de Egipto le deberían de hacer eunuco haber que le parecia al so mamón.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  6. No vayamos tan lejos, en Cataluña los pediatras advierten sobre estas cosas pero siguen con el rollo ese de la Alianza de Civilizaciones cuando el agua y el aceite siempre resulta algo incompatible.

    ResponderEliminar
  7. Una amarga realidad, para mí incomprensible e injustificable, y que no me vengan con historias culturales que no las pienso ni escuchar. Buena denuncia que debería hacer reflexionar a mucha gente.

    ResponderEliminar