Mi Blog

Mi Blog

sábado, 8 de septiembre de 2012

MODERN TIMES – MISANTHROPE, OF COURSE


Algunas veces se han preguntado por qué las personas hacen ruido.  La mayoría de las gentes defienden la necesidad del ruido.  En su defensa de tal acto de bárbaro incivismo dicen que el ruido significa vida, que es algo normal y tolerable o recurren al clásico tópico de vive y dejas vivir.  Yo sin embargo tengo mi propia teoría sobre esta accion.  Creo que las chusma que hacen ruidos y disfrutan con ello, son en sí personas que tienen un tremendo pavor al silencio, la soledad y la quietud.  Para ellos estar solo en casa sin oír nada les enloquece, se asemejan a fieras enjauladas en un zoo.  Púes ese silencio les hace reflexionar sobre sus mezquinas, tediosas y mediocres vidas.  Es entonces cuando ellos necesitan la agitacion, tanto si es a través de las drogas, alcohol, ruido o sexo brutal.  Púes siempre están conectado al ruido de cualquier indole.  Un ejemplo es verlo conducir a toda velocidad con los tubos de escape trucados de coches y motos.  De esa manera necesitan que los motores de la maquina estalle en lo más salvajes de los decibelios.

También al llegar a sus guaridas o cuevas donde viven, harán ostentación de su cadena musical con un infernal ruido, o hablando una gritona e insulsa conversación por sus móviles.  Así es como la cultura del ruido se ha aposentado en los cerebros de estas escorias humanas.  Son seres que no pueden leer ni asimilar un simple libro como Colmillo Blanco de Jack London o Los Tres Mosqueteros de Alexandre Dumas.  Claro que tampoco hay que pedirles que lean a Ludwig Wittgenstein y su Tractatus Lógico Philosophicus o a Immanuel Kant y su Critique of Practical Reason, faltaría mas.  Ellos nunca sabrán deleitarse con la música de un Gustav Mahler o con El Mesías de Handel.  De eso se deduce que como posesos busquen el ruido como el borracho busca la botella.  Es entonces que me digo qué cojones tengo yo en común con esta espécimen de zafios e incultos seres.  No será mejor para la salud de mi espíritu, la compañía de un noble can que unirme a su innoble locura.  Muchos dirán que todos somos seres humanos.  Por favor, es ofensivo querer comparar a esas bestezuelas, con alguien que respeta y ama a su prójimo.  Como dijo Jean de La Bruyere, todo nuestro mal viene de no poder estar solos.  Ésta sentencia les viene como anillo al dedo, a esas legiones innumerables de chacales ruidosos, que ante la poesía de la soledad o una puesta de sol se entregan como zombis al más despreciable de los males por antonomasia de nuestra enferma sociedad, el ruido.

Sometimes I ask why people make noise.  The majority of the people defend the need of the noise.  In their defence of such an act of barbaric incivility they say noise means life, which is something normal and tolerable or resort to the classic cliché of live and let live.  I however have my own theory on this action.  I think that the mob that make noise and enjoy it are people who have a tremendous fear of silence, solitude and quietude.  For them being alone at home without hearing anything drive s them crazy, they resemble animals in cages in a zoo.  Silence makes them reflect on their lives, mediocre, tedious and petty.  It is then when they need agitation, so if it's through drugs, alcohol, noise or brutal sex.  They are connected to the noise of any kind.  An example is to see them driving at full speed with the amped up exhaust pipes of cars and motorcycles.  These engines produce the wildest noise.

Arriving at their dens or caves where they live, they will make ostentation of their music stereo with an infernal noise, or talking on their mobile phones.  This is how the culture of the noise has been installed in the brains of these human slag.  They are beings who can not read or assimilate a simple book like White Fang from Jack London or The Three Musketeers of Alexandre Dumas.  It would be too much to ask them read Ludwig Wittgenstein and his Tractatus Logico Philosophicus or Immanuel Kant and his Critique of Practical Reason.  They'll never know delight of the music of Gustav Mahler or Handel's Messiah.  They are like possessed spirits just like the drunken man seeking the bottle.  It is then that I tell myself, what do I have in common with this specimen of uncouth and uneducated beings.  It is not good for the health of my spirit.  Many will say that we are all human beings.  Please, it is offensive to compare those beasts with someone who respects and loves his neighbor.  As said Jean de La Bruyère, all our evil comes from not being alone.  This is the rule of thumb, those countless legions of noisy jackals, who prefer noise.

21 comentarios:

  1. Yo he padecido a ese tipo de personas este verano junto a mi casa. Vivo en un pueblo pequeño del sur de Granada, con bastante turismo extranjero, precisamente por su tranquilidad. Sin embargo, este verano he tenido "el placer" de aguantar durante un mes y medio a una familia (española, todo hay que decirlo) veraneando junto a mi casa que bien podría haber sido el ejemplo a partir del cual escribir este pots.
    Y es que un cierto ruido es agradable, pero cuando se raya el límite del escándalo continuo es insoportable.

    Un abrazo,

    María Eva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aparte de ruidosos. son egoistas e insolidarios con los demas,un saludo.

      Eliminar
  2. En España estamos muy mal acostumbrados, aqui el ruido es el pan de cada día, da igual a la hora que sea, donde yo vivo no respetan nada, ni horarios ni nada, En España sobre todo en Andalucia la gente para hablar tienen la costumbre de hablar alto y dando voces, dicen que esa es su forma de hablar, eso para mi es una falta de respeto, son unas o unos chonis "petard@" que no tienen educación alguna.
    También a las 3 o a las 4 de la madrugada en algunos momentos pasan las ambulancias a todo trapo con las sirenas a toda marcha sin respetar los horarios de descanso, otras veces sin venir a cuento ha tirado cohetes y petardos de madrugada que uno se tiene que despertar todo asustado mirando por la ventana para ver si pasaba algo.
    Aqui los niñatos son mas felices si sus motos tienen mejor tubo de escape para hacer más ruido, algunos con sus coches hacen el trompo dejando en el asfalto las marcas de las ruedas y olor a goma quemada.
    El ruido está siendo la pandemia del siglo 21, y en unos sitios más que en otros, yo desafortunadamente vivo en uno de los peores, MALAGA, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aqui donde vivo en New Zealand,La norma en el fin de semana son las carreras de coches en el centro de la ciudad,y por la madrugada,Eso si si la policia les coje les incauta el coche y lo desguaza.un saludo,

      Eliminar
  3. Probablemente, amigo Agustín, haya mucha verdad en lo que dices. Son ruidosos, por algo; y ese algo puede estar en la necesidad que tiene de atontarse, para no enfrentarse a sus pensamientos.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero el problemaes es que joden a los demas,un saludo,

      Eliminar
  4. No soporto esta clase de incivismo que se lleva tanto por estos pagos, somos el segundo país más ruidoso del mundo, y encima que algunos lo lleven a gala y el que sea socialmente mal visto el que exige poder dormir o simplemente no tener por qué escuchar la música de nadie...además se ha demostrado que conlleva todo tipo de trastornos, a mí lo que me causa es una enorme irritabilidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Incivismo por desgracia no esta penalizado en nuestra nacion,Ni el robo,el crimen ni la corrupcion,un saludo.

      Eliminar
  5. Es verdad el ruido atonta. ¿Quien puede pensar en medio de un infernal ruido?. Pues de eso se trata de no pensar y ademas de joder a los demás y demostrar que se lo esta pasando uno cañón, pobres infelices.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo les mandaria al desierto de Gobi,Pues alli tendrian espacio de sobra para sus ruidosas vidas,un saludo.

      Eliminar
  6. Agus,yo creo que algunos deben de estar sordos como tapias, sino no se entiende que puedan soportar tantos decibelios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sordos nos dejaran a nosotros que sufrimos su vandalico comportamiento.un saludo.

      Eliminar
  7. Bueno en mi caso a mis los CANIS ( pastilleros bacalaeros) como que no molestan donde vivo.

    Eso si 7 años de ruidos de obras donde más de una vez he tenido que llamar a la policía municipal, primero la calle de atrás de mi casa, las maquinas una pasada, después seguidamente la vecina del al lado, después, la vecina de abajo,sin olvidar a la otra vecina del enfrente, para volver al vecino del al lado que está una planta más baja que la anterior nombrada, para no dejar la obra de la fachada de la izquierda junto a mi fachada y que para más INRI tengo ahora en la fachada de la derecha, siete años todos los días de ruido constante de maquinas y herramientas eléctricas, compresores y todo aquello que llega un punto de estrés, cabreo y mala leche...que por cierto esto no se a acabado.

    Los decibelios donde menos te lo piensas te lo imponen si o si.

    Un abrazo Agustín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me olvidaba las obras en mitad de la noche,Aqui tambien hay tela marinera,No todos son las tribus urbanas como los CANIS.un abrazo,

      Eliminar
  8. El ruido es una agresión a esa especie de burbuja que todos necesitamos para sentir nuestro propio espacio.

    No lo soporto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una agresion que esta mas que tolerada por Ayuntamientos y gobiernos locales.Luego dicen que uno es intolerante es que es para ser asi,Yo no les soportos ni perdonos,un saludo,

      Eliminar
  9. Debo reconocer que me gusta el volumen alto, a pesar de saber que hace daño, pero reconozco que cuando quiero volarme los oídos, lo hago con auriculares, sin molestar a nadie.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  10. Mas que nada es un sentido de civismo y sencibiidad hacia tu projimo.Puede que sea algo viceral en mi post,Pero he sufrido mucho por culpa del ruido,un abrazo,

    ResponderEliminar
  11. Vale, acepto pulpo como animal de compañía. Pero, siempre existe un pero.
    ¿Cuantas veces llegas a tu casa y lo primero que enciendes es la tele?, pongan lo que pongan, pero la enciendes y sigues a tus asuntos; es la compañía que falta.
    Otra cosa es las barbaridades que observamos en las carreteras y en las personas por la calle, que hablan por móvil y parece que quieren que les oiga todo el mundo.
    Ahora, entre tu y yo, te cuento lo que me ocurre muchos dias al volver a casa y no hay nadie, solo el perro:
    Resulta que abro la puerta y el perro me aparece con el mando de la tele en la boca. Le enciendo la tele y se pone delante a verla, por lo menos la mira embobado.
    Y si en vez de la tele, le pongo música clásica, se pone a aullar con el ritmo de la música. Prefiero ponerle la tele, para que el vecindario no se queje, pues el caballero tiene una boca como un túnel, es un Gran Danés.

    ResponderEliminar
  12. Veo que el problema importa y que es a nivel internacional,,. un saludo desde Bizkaia, todos sabemos que es un problema de educacion, educacion etica y moral, no de la otra.. pero mientras conseguimos esa educacion etica , y civica, para nuestros ruidosos, maleducados e incivicos, vecinos y ciudadanos, lo unico que nos queda es una buena ley represora, es triste que tenga que decir estas palabras, cuando creo en la palabra y en poder solucionar las cosas de esa forma, pero, desde hace unos años me veo inmerso en esta "turtura silenciosa", para los politicos y la sociedad en general.,,,..(como las hemorroides, las sufro en silencio), aqui al contrario lo sufro con mucha indignacion y ruido,...intentando que alguien haga algo, sin ningun tipo de respuesta...asi me imagino, estamos gran parte de este ruidoso pais que es España, y gran parte del resto del planeta...Agustin tu articulo no tiene desperdicio, veo que solo nos queda el sarcasmo, para poder sobrevivir en esta sociedad ruidosa. un saludo a tod@s y mucha suerte..

    Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy el incivismo es el opio del pueblo,y lo triste es que la unica solucion seria clonar a la poblacion,digo yo,un saludo desde Las Antipodas,

      Eliminar