Mi Blog

Mi Blog

sábado, 22 de septiembre de 2012

ESPAÑA - LA SIESTA, LA MUERTE Y SANTIAGO CARRILLO



Siempre se ha dicho que la muerte nos equipara y nos iguala a un mismo nivel, ya sean a los más poderosos, como  a los más humildes.  Pará la gran dama de la guadaña no hay rango ni distinción.  Más tarde o más temprano seremos sus presas, púes en este tema no hay marcha atrás.  Lo más irónico es que La Parca no entiende de justicia o injusticias.  Es por esta razón que me pregunto  por el significado de algunas muertes de personajes ilustres de este mundo.  Pongamos por ejemplo la muerte de Franco.  Su muerte fue atroz y de una interminable agonía.  Al final la muerte se apiadó de aquel cuerpo y le dejó expirar.  Eso sí, sus innumerables enemigos disfrutaron con su muerte y algunos brindaron con champan.  Otro ejemplo seria el de nuestro olvidado y desconocido José Antonio Primo de Rivera.  Él murió fusilado en la flor de su vida a la emblemática edad de 33 años.  ¿Dónde estaba la justicia de su muerte aquí?  Sencillamente la muerte se lo llevó sin darle la oportunidad de que supiéramos si sus ideas eran o no equivocadas.

Otros, sin embargo desafiaron a la muerte y al destino como ocurrió con Hitler, que prefirió suicidarse y burlar al mundo de ser juzgado por su criminal trayectoria.  Por ultimo tenemos el caso más reciente el de Santiago Carrillo, un personaje de infausta memoria.  Aquí la muerte le reserva al causante intelectual de las matanzas de Paracuellos del Jarama.  La dicha y nunca mejor dicho de dejarle morir a la octogenaria edad de 97 años, y para más inri cuando dormía la tradicional siesta.  Entonces me digo, ¿por qué unos mueren plácidamente sin ser juzgado en esta vida por sus crímenes, pero sin embargo otros mueren con miedo y dolor, aunque sus vidas fueran  ejemplares?  La respuesta es simple, la muerte llega cuando tiene que llega, no es justa ni injusta.  Púes solo está cumpliendo su cometido que no es otro que es llamarnos a su morada.  La justicia si es que la hubiera seria en tal caso la Justicia Divina.  Claro, eso según la creencia religiosa de cada cual.  Eso sí, pocos seremos los que tengamos la suerte de morir durmiendo una merecida siesta.  Ya ven, hasta en esto Santiago Carrillo fue favorecido por la muerte.  En fin espero que en el Infierno se le acabe su milagrosa suerte, digo yo.    

29 comentarios:

  1. Llevas mucha razón, estimado Agustín. La muerte no entiende de nuestra actuación en el pasado y si esos actos han sido buenos o malos. Simplemente nos siega la vida y nos pulveriza como las ruedas de un molino pudiera hacerlo con un grano de trigo.
    Los que por edad estamos esperando a la dama de la guadaña, en nuestro interior pensamos que ojalá venga a visitarnos a la hora de la siesta. Porque morir rápido y sin sufrir ni hacer sufrir a los tuyos, es todo un lujo.
    Saludos cordiales, mi estimado amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Jose Luis,Es que algunos nacen con suerte o con estrellas,Como lo fue Santiago Carrillo,Manda huevo y encima durmiendo la sieta,un saludo,

      Eliminar
  2. Agus, hasta para morir hay que tener suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mamuma a este Carrillo le toco la loteria al morir,un saludo,

      Eliminar
  3. MAMUMA me lo ha quitado de la boca, y sin alegrarme de la muerte de nadie, semejante sujeto no merecía tanta (eso sí, el susto que se va a llevar)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero en el Infierno se le acabaran los favores.Y encima fumaba como un carretero y ni cancer de pulmon,un saludo,

      Eliminar
  4. Si hubiese algo en el mas allá seguro que muchos personajes de esta índole no lo pasarían muy bien, un saludo Agustin y buen finde semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que habra algo,Si no un infierno .Sera la ley del Karma.A lo mejor en su nueva vida sera un leproso.un saludo

      Eliminar
  5. Nadie tiene poder para desafiar a la muerte. Aquel que a propósito se quita la vida, es que estaba destinado a que la parca se lo llevara ese día.
    La muerte nace con nosotros, nos acompaña desde el mismo momento de la concepción, pues el aborto espontáneo que sufre una madre es ni más ni menos que la muerte. ¿Existe Dios, quien en la religión católica vendrá a juzgar a vivos y muertos y en otras manda matar a los infieles en la propia tierra? Pues no lo sé. Yo el concepto que tengo de Dios es la Creación misma, y si lo creado muere (estrellas y demás), el hombre también, y con la muerte volvemos al punto de partida, y como la Creación siempre está pariendo pues tal vez nos envíe de vuelta a otro lugar donde comencemos de nuevo. Lo cual me lleva a pensar que en esa otra vida la lección o papel que le corresponda a ese señor sea lo contrario: ser uno de los sufridores en vez de ser el causante del sufrimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que en su nueva vida se haga justicia.Lo injusto es que en esta vida se ha marchado de rosita,un saludo,

      Eliminar
  6. Sólo ha faltado que lo hicieran "santo súbito" -laico,eso sí...-, en uno de los mayores ejercicios dde estulticia y desmemoria -ahora que tanto se reclama la histórica...- que jamás se haya vivido en este país.

    O sea -y para resumir -, que un criminal,un asesino, un genocida responsable de la muerte de 4.200 inocentes en Paracuellos -entre ellos mujeres,niños y monjas...-, por mor de su papel "beatífico" en la Transición, es convertido en icono de la libertad.

    ¿Se imagina que pensariamos en este país si algo así se produjese con Radovan Karadzic o Mladic?.

    Se rasgaría las vestiduras la progesía y cualquier ciudadano de bien.

    Aquí, si se trata de "uno de los suyos", 4.200 asesinados son agua de borrajas y no merecen ser tenidos en cuenta a la hora de glosar la figura del fallecido.
    Para vomitar y no parar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Natalia solo falto que pusieran en marcha el Botafumeiro,Una vez mas se intenta hacer comulgar al ciudadano,con ruedas de molinos.Lo malo que ya no cuela,Todos sabemos quien era de verdad Santiago Carrillo,un saludo,

      Eliminar
  7. Al Marqués de la Muerte le habrá Dios dado 97 años para ver si se arrepentía finalmente.
    Si es que se salva del Infierno, ha de ser por la intercesión de los mártires que él mandó al cielo.
    Sino, que el Diablo lo conserve, no vaya a ser cosa que se le ocurra volver.
    http://www.pagina-catolica.blogspot.com.ar/2012/09/ha-muerto-el-chacal-de-paracuellos.html

    ResponderEliminar
  8. Esperemos por el bien de todos.que se quede en lo mas profundo del Infierno,un saludo,

    ResponderEliminar
  9. Los que no creen ni en Jesucristo ni en Dios, dicen que Jesucristo fue el primer comunista del mundo, y pueden decir ahora, amigo Agustín, que la muerte dulce de Carrillo prueba que fue un elegido de Dios. ¡Y se pueden quedar tan panchos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de que Jesucristo fue el primer comunista.No se lo cren ni harto de vino tinto,Por favor un respeto.un saludo,

      Eliminar
  10. Me preocupa más la inmortalidad que calles y plazas dedicadas, darán a semejante asesino. Y la cobardía de los vivos, tramposos, prefieren adorar a un muerto antes que decir de una puta vez la verdad y devolver la vida a España y a los españoles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le dedicaran mas de una calle.En Madrid la Ana Botella da pista para dedicarle no una calle,Sino una avenida.un saludo.

      Eliminar
  11. Lo importante no es cómo se muere uno, ya que importa muy poco morir plácidamente o pasándolas canutas. Porque al final todo esto es perecedero. Lo verdaderamente importante es acertar a morirte de manera que no mueras eternamente.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que sabia y acertada reflexion la tuya amigo Jose Luis.un saludo,

      Eliminar
  12. La muerte tardó tanto porque el Carnicero le dió excesivo trabajo en forma de sacas de Parcuellos. Hasta que no fichó a todos los mártires, no puedo encargarse del Horroris Causa.

    Un saludo, Agustín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas razon este elemento hizo trabajar a la Muerte a destajo.un saludo,

      Eliminar
  13. A todo cerdo le llega su San Martín, y aunque este no creía en Dios, San Martín lo pondrá en las brasas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego los hornos estaran a toda maquina esperandole,un saludo,

      Eliminar
  14. Eso sí, él estaba tan tranquilo. El otro día veía un trozo de una de las últimas entrevistas que le hicieron y que estos días repiten todos los canales de tv (y lo que nos queda) y el tío, respondiendo a una pregunta sobre las atrocidades de nuestra guerral "incivil", decía que no tenía ningún remordimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan tranquilo y fumandose un cigarrillo,El cinismo era su norma,un saludo,

      Eliminar
  15. La muerte iguala y trata a todos por igual, es la vida y el miendo que infunden determinados vivos, los que hacen que se les trate de una u otra manera, generalmente muy bien si has sido malo y generalmente muy mal si has sido bueno y has demostrado que eres experto en poner la otra mejilla para que te la partan.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego a Carrillo le tendran reservado un sitio muy especial,un saludo,

      Eliminar

  16. ¿Realmente merecía mi padre morir de un cáncer con 70 años, sin fumar, beber, comiendo saludablemente y siendo una buena persona? Desde entonces pienso que esta vida es una mierda, no soy ateo, aunque tengo la esperanza de que, si hay algo tras la muerte, se me explique bien que significa este absurdo que es la vida. Esto me lo reafirma. La vida sólo se rie de nosotros.

    Si la vida tuviese sentido y fuese justa, no deberia ser asi, a no ser, claro esta, que fuese absurda, como decia Sartre.

    ResponderEliminar