Mi Blog

Mi Blog

jueves, 29 de diciembre de 2011

RELIGION – The Glory of being a Christian

Durante las fiestas de Navidad en los países occidentales, se suele entrar en una dinámica consumista, que en algunos momentos roza lo impúdico y lo inmoral.  Para mí éste comportamiento desvirtúa totalmente la esencia de la cristiandad de estas fiestas.  Mientras tanto en África y en especial en Nigeria, esos mismos hermanos nuestros en la misma fe y creencia son vilmente asesinados, en un día con un mensaje tan sublime de amor como el 25 de Diciembre.  Parecía que las persecuciones religiosas eran cosas de un lejano pasado.  Todos miramos a la época de los primeros mártires cristianos durante el Imperio Romano, o en los tiempos modernos con la Revolución Francesa.  O más reciente con los totalitarismos comunistas de Rusia, China, Vietnam, y en un grado no tan despiadado con el nazismo y su ataque a las iglesias luterana o católica.  La verdad es que ser cristiano siempre conllevó un gran riesgo y un gran honor.  Hasta en nuestra querida España la sangre de más de 9,000 sacerdotes y monjas dieron testimonio de sus profundas creencias.
Pero es ahora en pleno siglo XXI cuando la barbarie islamista del grupo Boco Haram golpea de una forma inmisericorde a los que siguen a Cristo en un lugar tan inhóspito como Nigeria.  Para mí estos mártires de estos recientes días son los verdaderos cristianos.  Ellos no han sido devorados por el consumismo pagano.  Su fe es segura y fuerte, por eso pagan con sus vidas.  Lo fácil es llamarse cristiano en una sociedad donde solo priva el materialismo, y para limpiar las conciencias se fingen uno cristiano por unos días.  Yo, al enterarme de la matanza en Nigeria, siento una tristeza por mis hermanos africanos, y a la vez una gran vergüenza por nosotros, ciudadanos occidentales, que hemos renegado de nuestra fe por una nueva religion, que es el consumismo y el egoísmo.  Creo que en el Reino de los Cielos estos mártires africanos tendrán más posibilidad de ser admitido que algunos de nosotros.  Al final de tanta iniquidad homicida, es bueno recordar la cita evangélica <Bienaventurados seréis cuando os injurien y os persigan.  Y digan con mentiras toda clase de mal contra vosotros por mi causa.>
During the festivities of Christmas in the western countries, many will fall into the frenzy of consumerism which at certain moments reaches an extreme that is both immoral and indecent.  For me, this behavior totally weakens the essence of the Christianity during these celebrations.  Meanwhile in Africa and especially in Nigeria, our brothers of the same faith and belief are being assassinated brutally, on such a sublime day of love that is the 25 December.  For a while it had seemed that the religious persecutions were a thing of the distant past.  We all look back to the Roman Empire, the time of the first Christian martyrs, or during modern times with the French Revolution.  Or more recently with the communist totalitarianism of Russia, China, Vietnam, and to a lesser degree with Nazism and its attack to the Lutheran and Catholic churches.  The truth is that to be Christian always entails great risk and a great honor.  Even in our beloved Spain the blood of more than 9,000 priests and nuns had been spilled as testimony of their deep beliefs.
But it is now in the century XXI, when the barbaric Islamic group Boco Haram struck in the most merciless way upon those who follow the Christian faith in a place as inhospitable as Nigeria.  For me these martyrs of these recent days are true Christians.  They have not been devoured by the pagan consumerism.  Their faith is safe and strong, and they have paid for it dearly with their lives.  The easy thing to do would be to call oneself a Christian in a society where a singular materialism prevails, and to clear their consciences by pretending to be Christian just for a few days during Christmas.  When I found out about the slaughter in Nigeria, I feel a profound sadness for my African brothers, and simultaneously a great shame for us, the citizens of the west, who have apostatized our faith for want of a new religion that is the consumerism and selfishness.  I believe that in the Kingdom of God these African martyrs would have a better possibility of being admitted than many of us.  After all this homicidal iniquity, it is appropriate to recall the evangelical passage <Fortunate be those who are being insulted and persecuted.  And who will be the subject of all forms of slander for my cause.>

10 comentarios:

  1. Tienes toda la razón del mundo.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  2. Una vergüenza, nuestro silencio, y el de los media, ante las masacres de los islamistas cristofóbicos.
    Saludos fugitivos

    ResponderEliminar
  3. Yo siempre he pensado que no hay peor terrorismo que el religioso.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, en lo que planteas hay diversidad de cuestiones a desenmascarar. Primero que Occidente se autodenomina CRISTIANO (en sus modalidades católica, ortodoxa, protestante, etc.) pero el gentío es muy, pero que muy poco religioso.

    Hay más afición a los RITUALES que al fondo de la cuestión, y la prueba más palpable la tienes en la Semana Santa andaluza en donde lloran y gritan y se pegan por llevar pasos pero que en sí es puro folclore.

    En donde sí habrá, supongo, más sentido religioso de sus vidas es en los pueblos africanos y asiáticos que profesan el cristianismo en sus muchas variantes.

    Por otra parte, el Islamismo es exterminador a muerte de los seguidores de otras religiones por sus propios principios.

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado tu entrada y cuanta razón tiene..en estos días de tanto consumismo tendríamos que reflexionar por tanta gente que sufre y que no tiene nada.
    Y sobre todo por ese terrorismo ..la persecución de la ideas religiosas..a esos mártires ..
    ¡¡Yo también estoy con ellos!!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hechos como las matanzas de cristianos no tienen apenas eco en la prensa ni se desgranan sesudos editoriales pontificando sobre la criminal intolerancia del islam.
    Más bien al contrrario, siempre se entiende las "razones" que llevan a asesinar cristianos como muestra de que hace falta ese Abrazo de Civilizaciones que propugnaba hasta hace pocas fechas Zapatero.

    Ese buenismo entreguista y cobarde,cómplice, es el que ya nos avisó en su día Oriana Fallacci.

    ResponderEliminar
  7. Lo que dice Natalia es cierto, además del consumismo y la desvirtuación de lo que, de verdad, es ser un buen cristiano, en Occidente somos cómplices de estas matanzas por nuestro buenismo idiota con respecto al Islam.

    Ahora son ellos, luego seremos nosotros.

    ResponderEliminar
  8. Cada día me convenzo más de que adorar a Dios debe ser solo una cuestión personal, de cada uno y que prohibir el proselitismo religioso e impedir la interpretación de la voluntad divina por popes, sacerdotes, imanes y similares de cada etnia, región o creencia, redundaría en un gran bien para la humanidad, imposibilitando la existencia de inquisiciones y organizaciones semejantes que al final incluso amparan o justifican crímenes.¿A lo mejor te parezco muy duro?.

    ResponderEliminar
  9. Caro hermano Agustin, paz e parabéns pela tua página digital, conteúdo e qualidade. Vim conhecer e felicitar pelo ano que se inicia.

    Às vezes ficamos sem palavras diante alguns fatos tão sem misericórdia e de ausência de amor ao próximo...

    Aproveito e o convido a visitar e opinar em meu blog.

    http://wwwteologiavivaeeficaz.blogspot.com/

    At.,
    Profº Francisco Netto - Brasil

    ResponderEliminar
  10. Pues sí, tienes bastante razón amigo Agustín, no es que las lucecitas y los regalos sean malos per se ,que tampoco es eso, pero de ahí a quedarse en ello obviando lo trascendental va un abismo y es lo que nos está sucediendo debido a nuestros propios complejos, a la pérdida y confusión de valores y al relativismo rampante que confunde el culo con las témporas, como si cualquier creencia o idea mereciera la misma valoración y respeto cuando en absoluto es así...la tragedia de nuestros hermanos no interesa a nadie porque "no está de moda", otro gallo cantaría si fueran otro tipo de "colectivos" ya me entiendes...

    Un cordial saludo de año nuevo.

    ResponderEliminar