Mi Blog

Mi Blog

jueves, 15 de diciembre de 2011

MODERN SOCIETY – Pedro Varela and the Freedom of Expression

Creo que la finalidad de cualquier persona que empieza la aventura de crear un blog de cualquier contenido, es antes que nada ser imparcial y honrado consigo mismo.  Es por eso que hoy en mi post, quiero romper una lanza a favor de Pedro Varela y la libertad de expresión.  Pues de la misma forma que me solidarice con el bloguero que colgó un video sobre la Guardia Civil, también quiero ser consecuente al apoyar la excarcelación de Pedro Varela.  Antes que nada ni soy nacionalsocialista y nunca lo seré.  Aquí de lo que se trata es simplemente de la libertad de opinión y pensamiento.  En pleno siglo XXI y en la democrática nación española, una persona está a día de hoy imposibilitada de ejercer su libertad de opinión al estar en prisión.  “¿Y cuál es su horrible crimen?”, se preguntaran.  Pues simplemente el acto de vender y editar libros que para el Sistema son heterodoxos.  Esta palabreja me suena algo inquisitorial.  Resulta que este señor tenia o aun tiene una librería en Barcelona que vendía libros de contenido nazista.
Entre estos libros estaba la Biblia del Maligno Adolf Hitler, Mí Lucha.  Es entonces cuando el Sistema se alarma y silencia al modesto librero, pues esos libros perniciosos pueden pervertir las mentes cándidas de nuestros jovencitos, y podrían alejarles de la droga y el alcohol.  Lo mas grave de este infumable culebrón es que la librería de este señor fue atacada más de una vez con cocteles molotov.  Aún así lleva 20 años estando en la brecha.  Y esos señoritos de la Izquierda radical que saquearon la librería, como en un acto inspirado en La Inquisición, quemaron cientos de libros.  ¿Quienes son, después de todos, los verdaderos Nazis en esta repugnante historia?   Les dejo con lo que dice el Articulo 16 de nuestra desconocida Constitución, “Los españoles son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o sexual.”
Eso sí, los libros de Stalin, Mao, Lenin, o pornografía y video juegos incitando a la violencia, ahí no habrá ningún problema de venta o circulación.  Lo más ridículo es que cualquiera puede leer esos libros tan nefastos, según el criterio de los que los impide, a través de Internet.

I believe that the purpose of any person who creates a blog of any content, is more than anything else, to be impartial and honest to himself.  That is why today in my post, I want to make myself heard by speaking in favor of Pedro Varela and the freedom of expression.  Just as I have shown my solidarity by supporting the blogger who uploaded a video on the Civil Guard of Spain, I would also want to be true to my beliefs in supporting the release of Pedro Varela from prison.  Firstly I would like to affirm that I am not a Nazi and never will be.  The main crux of this situation is simply that of the freedom of opinion and thought.  In the century XXI and in our democratic Spanish nation, a person has been deprived of his freedom to express his opinion by being thrown into prison.  “And what exactly was his horrible crime?” many will ask.  It simply has to do with the act of selling and publishing books, which the system had deemed inappropriate.  This sounds very similar to something in the vein of the Inquisition.  It just happens that this gentleman runs a bookstore in Barcelona that sold books with contents on Nazism.
Among these books was the Bible of the Evil Adolf Hitler, My Struggle.  It was then when the alarm bells started to go off for the system when it decided to silence the modest bookseller, just due to their beliefs that those pernicious books could pervert the innocent minds of our youngsters, and could probably dissuade them from the consumption of drugs and alcohol.  But the crux of this in this infamous saga is that the bookstore of this gentleman had been attacked more than once by activists armed with Molotov cocktails.  Even so, he had persevered for 20 years in this business.  And as for those people of the radical Left who had sacked his bookstore and burned hundreds of books, inspired by the Inquisition.   Who are the true Nazis in this repugnant story?   I leave you with Article 16 of our nation’s Constitution, “The Spaniards are equal before the Law; there are no personal or sexual circumstance in which discrimination can prevail, regardless of their birthright, race, sex, religion, opinion or any other condition.” 
On the other hand we find that the books of Stalin, Mao, Lenin, or even pornography and video games promoting violence, will have no problem in finding a market for their circulation.  The most ridiculous thing is that anyone can now read those so called harmful books, based upon the criteria of those who prevent them, on the Internet.

6 comentarios:

  1. Solo conozco el caso por las ¿informaciones? de prensa y porque lo publico Old Nick en su blog. Por lo visto los libros estaban editados legalmente. ¿Se pueden editar libros que luego no se pueden vender?. En los USA que yo sepa nación democrática antes que nadie, se pueden comercializar sin ningún problema. Si no te gustan no los compres.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco lo entiendo, si se editan legalmente ¿porqué no se pueden vender?.
    Cada uno que lo compre si quiere y si no, que no lo compre.
    Se venden revistas guarras y el que quiere las compra y no encierran al que las vende.
    Es una auténtica aberración en los tiempos que vivimos.

    ResponderEliminar
  3. Lo que no es de recibo es que a estas alturas se actúe como en la Edad Media. La libertad de expresión es para todos o para nadie y para defender eso no hace falta estar de acuerdo con el contenido de los libros.

    Es una cuestión de respeto a la libertad individual y el que no lo entienda es que está muy enfermo o es un totalitario.

    ResponderEliminar
  4. Son tan totalitarios los que encarcelan a éste como las doctrinas que él vende con sus libros. Tal para cual. Sin diferencia alguna.

    Decía un escritor alemán famoso que "Se empieza quemando libros y se termina quemando personas".

    ResponderEliminar
  5. Lo malo es que presuponemos que nuestros dirigentes no van a actuar de lideres de ningún grupo y a lo mejor ahí está el equivoco.

    ResponderEliminar
  6. Que se editen libros que luego no pueden ser puestos a la venta, es un contrasentido y una aberración se mire como se mire.
    Como dice Candela, el meollo del asunto radica en la libertad de expresión.
    O existe o no. O es para todos, o no lo es y entonces no hablabamos de una democracia plena sino de otra cosa.

    ResponderEliminar