Mi Blog

Mi Blog

martes, 6 de diciembre de 2011

PHILOSOPHY – Introducing Thomas Hobbes

Dentro de  los filósofos materialistas del siglo 17, para mis inclinaciones políticas o simpatias, Thomas Hobbes es unos de los mas rupturistas y avanzado de su época.  Por supuesto solo la mención de su gran obra de Ciencia Política, Leviatan, hace saltar las alarmas en los cerebros de la izquierda de salón.  Enseguida será etiquetado como el padre del Absolutismo o si le gusta más del Totalitarismo.  Algunos de estos inquisidores que abundan como rebaños de ovejas deberían saber que los libros de Hobbes fueron retirados de la circulación.  La Iglesia Anglicana le acusó de impío.  Para ser imparcial tenemos que decir que sus textos atacaban al Renacimiento y a la Reforma.  Para Hobbes, la Naturaleza ha hecho a los hombres tan iguales en las facultades del cuerpo y del espíritu que, si bien un hombre es a veces evidentemente más fuerte de cuerpo o mas sagaz de entendimiento que otros, cuando se considera en conjunto, la diferencia entre hombre y hombre no es tan importante que uno pueda reclamar, a base de ella, para sí mismo, un beneficio cualquiera, al que otro no pueda aspirar como él.
En efecto, por lo que respecta a la fuerza corporal, el más débil tiene bastante fuerza para matar al más fuerte, ya sea mediante secretas maquinaciones o confederándose con otros que se hallen en el mismo peligro que él se encuentra.  Además, los hombres no experimentan placer ninguno <sino por el contrario, un gran desagrado> reuniéndose, cuando no existe un poder capaz de imponerse a todos ellos.  En efecto, cada hombre considera que su compañero debe valorarlo del mismo modo que él se valora a si mismo.  Así hallamos en la naturaleza del hombre tres causas principales de discordia.  Primera, la competencia, segunda, la desconfianza, tercera la gloria.  La primera causa impulsa a los hombres a atacarse para lograr un beneficio, la segunda, pará lograr seguridad, la tercera, pará ganar reputación.  La primera hace uso de la violencia para convertirse en dueña de las personas, mujeres, niños y ganados de otros hombres, la segunda para defenderlos, la tercera recurre a la fuerza por motivos insignificantes, como una palabra, una sonrisa, una opinión distinta.  
Esto lo escribió Hobbes en el 1651 y la verdad es de una rabiosa actualidad.  Hoy en día podemos comprobar cómo somos gobernados, por un poder tan absolutista como el descrito por Hobbes en su Leviatán.  Usted como ciudadano no cuenta nada más que durante un periodo de tiempo.  Esto es cuando hay Elecciones Generales.  Puede que, después de todo, nuestras cadenas sean el voto y la tarjeta Visa.
Among all the materialistic philosophers of the 17th century, in accordance with my political inclinations and affections, Thomas Hobbes would have to be the most adventurous and ahead of his time.  Just the slightest mention of the great work of Political Science, Leviathan, would make most Left Wing supporters jump with alarm.  Immediately, he would be labeled as the father of Absolutism or Totalitarianism.  Some of these detractors of his work would be glad to know that his book was removed from general circulation.  The Anglican Church accused to him of impious.  To be impartial we must also recognize that his texts were an attack on the Renaissance and the Reformation.  For Hobbes, Nature bestowed upon men such that they are equal in the faculties of the body and of the spirit; although a man may be sometimes evidently stronger of body or of intellect, when all factors all considered in unison, the difference between one man and another are not so important that one can protest, based upon the difference, for want of a certain benefit, to which another one cannot aspire to like him.
In effect, with regards to physical force, the weakest would have sufficient force to kill the strongest, be it by means of secret schemes or congregating with others who might find themselves in the same danger.  In addition, men do not experience pleasure, <but on the contrary, a great displeasure> in reunions with others, when there is no power that exists that is capable of dominating all of them.  In effect, each man considers that his companion must value the benefits in the same way that he values it himself.  Thus we can find in human nature the three main causes of discord.  Firstly, competition; secondly, distrust; and third, glory.  The first causes men to attack one another to obtain a benefit; the second, to obtain security; the third, to gain reputation.  Firstly, man makes use of violence to become the master of the people, women, children and cattle of other men; secondly, to defend his subjects and possessions; and thirdly he resorts to the use of  force for insignificant reasons, like a word, a smile, a different opinion.  
Hobbes wrote this in the year 1651 and it is ever so true in the present day.  Nowadays we can verify the above by observing the absolutist systems under which we are being governed, just as the one described by Hobbes in Leviathan.  As a citizen, you would only be of significance for a short period of time, during the General Elections.  It could be said that, at the end of the day, the chains that bind us are our votes and the Visa card.

6 comentarios:

  1. Agustín, ten en cuenta que, en general, el fuerte de la izquierda actual no es la lectura.

    Corto y claro, se comprende al leer tu post la naturaleza humana cuando se convierte en "manada" o jauría. No creo en el individualismo, pero una cosa es el espíritu de equipo y otra la deshumanización del "grupo" lo que nos hace vulnerables a las maquinaciones de cualquier poder establecido.

    ResponderEliminar
  2. Yo si que creo en el individualismo por cuanto la persona debe hacerse a sí misma ante de hacer manada y cómo dices, Candela, la deshumanización está a la orden del día por cuanto no hay mayor enemigo del hombre que el propio hombre.

    Yo creo que la individualidad es la garantía de la libertad. En el momento en que por pertenecer a un grupo te comienzan a lavar el coco con uniformidades internas, en ese momento, ya estás listo para ser un peón del poder establecido.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
  3. Yo,al igual que C.S.Peinado, creo en el individualismo.Ese individualismo que conforma y sustenta el pensamiento no sólo cristiano, si no liberal.
    Cierto es que esa individualidad es reconducida por el hecho de vivir en sociedad, en comunidad, pero sin perder el carácter de "ser único", de persona por encima de la masa amorfa,borrega y manipulable.

    ResponderEliminar
  4. Lo triste es que desde tiempos inmemmoriales se ha escrito, con variaciones insignificantes, sobre la engañifa de las llamadas democracias, que devienen en dictaduras encubiertas.
    Al menos con la VISA sabes cuanto has de pagar.
    Un cordial saludo amigo antípoda (geográfico).

    ResponderEliminar
  5. Somos ciudadanos cada cuatro años. No contamos una higa para los poderosos. Por supuesto no se puede partir de otra cosa que del individuo, cada persona el dueña de si, de su fuerza de trabajo y de su intelecto. A partir del respeto al individuo se puede construir una sociedad. Lo colectivo es una ful.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  6. Tienes razòn al encadenarnos a la visa y a los votos, pero que dificil es pasar de lo teòrico a lo pràctico, el pensamiento flota y se reconvierte en otro pensamiento mejor o peor, dependiendo de la individualidad.Pero las masas caminan por esas ideas individuales que alguien diò por buenas, de esta forma solo piensan unos cuantos.

    un fuerte saludo

    fus

    ResponderEliminar