Mi Blog

Mi Blog

sábado, 25 de agosto de 2012

EGYPT - SHAME AND HARASSMENT


Con el fin del mes del Ramadán, la bulliciosa y caótica ciudad de el Cairo se presta a que grupos de jóvenes para celebrarlo salgan en  manadas, como si fueran lobos sedientos de sexo, para acosar y humillar sexualmente a pacificas e inofensivas muchachas.  Lo más chocante es que estos actos impúdicos y condenable no ocurren en callejones oscuros, esto pasa en los sitios mas turístico de la ciudad.  Siempre estos grupos de indeseables actúan con total impunidad, demostrando su poca hombría al acosar a mujeres en plazas, jardines, cines y superficies comerciales.  Me pregunto, ¿qué es lo que les enseñan en las escuelas coránicas a estos zafios jovenzuelos?  Esto por desgracia no son casos aislados en Egipto, púes es lo más parecido a una epidemia en los últimos años.  De siempre, la sociedad egipcia no ha querido resolver este deleznable problema del acoso sexual a la mujer.

Todo esto es el precio a pagar en una sociedad con vestigios primitivos y retrógrados, donde el trato a la mujer es algo lamentable, púes de todo es sabido el ingrato papel de la mujer en la cultura islámica.  Mientras piensen que si la mujer muestra alguna parte del cuerpo ya es motivo de perversión o una provocación sexual, la suerte de la mujer será desde luego un calvario.  Ahora con la llegada de Los Hermanos Musulmanes al poder en Egipto, los miserables que hostigan a las muchachas en los parques tendrán bula especial, digo yo.  Y no seria raro ver como estos barbudos del turbante implanten la Sharia en Egipto.  

Lo malo que tiene esta vil conducta es que está siendo llevada allí donde viven comunidades musulmanas.  Los musulmanes pretenden imponer sus radicales creencias en cualquier parte del mundo.  Por ejemplo en la bella ciudad de Sídney.  En algunas playas de la ciudad las bandas de jóvenes islámicos insultan y acosan a mujeres blancas que toman el sol.  Claro que aquí a estos cabestros le salió el tiro por la culata, púes los australianos les reparten bofetadas y patadas a estas escorias que desearían llevar su forma de vida medieval a la pacifica y liberal sociedad australiana.  Eso sí, como en Europa somos tan estúpidamente correctos, púes nada, a reírle las gracias a los herederos de Mahoma, faltaría más.

Towards the end of the month of Ramadan, the bustling and chaotic city of Cairo gives the chance for herds of youths to take to the streets in celebration, as if they were deprived sexual predators, sexually harassing and humiliating peaceful and harmless girls.  More shocking is that these impudent and reprehensible acts do not take place in dark alleys; these take place in the most touristy parts of the city.  These delinquents always go about their mischief with total impunity, showing off their pathetic manhood by harassing women in squares, gardens, theatres and stores.  I wonder, what did they teach these youngsters in their religious schools?  These unfortunately are not isolated cases in Egypt, as it has spread to many parts of the country in epidemic proportions in recent years.  As always, the Egyptian society does not look to resolve this despicable situation of sexual harassment of women.

The above is the high price to pay in a society still steeped in retrograde and primitive vestiges, whereby women are still being treated badly, which we all know is the result of the lowly status of women in Islamic culture.  As long as they still believe that it is a display of perversion or sexual provocation if the woman shows any part of her body, the lives of women will continue to be an ordeal.   Now with the arrival of the Muslim Brotherhood to power in Egypt, these miserable delinquents who harass girls in public areas will gain extra support.  And it would not be a stretch to believe that these bearded fanatics with turbans would start imposing Sharia law in Egypt.

Even worse is that this vile behaviour is spreading to other parts of the world where Muslim communities live.  Muslims seek to impose their radical beliefs anywhere in the world.  For example in the beautiful city of Sydney, at some beaches of the city, Islamic youths take to insulting and harassing white women who bask in the sun.  Their attempts to impose their beliefs have backfired as many Australians have resorted to physical force to expel these fanatics who have tried to implement their medieval way of life to the peaceful and liberal shores of Australia.  On the other hand, in Europe we continue to be so politically correct, tolerating the travesty of the heirs of Muhammad.

10 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Me apunto contigo a expulsarlos nuevamente de la Peninsular Ibérica ¿Te apuntas?

      Eliminar
  2. Curiosamente, los países en que se había erradicado la plaga de la religión institucionalizada han sido "liberados" y "democratizados" por occidente y ahora vuelven a estar en manos de los integristas... al servicio de sus amos occidentales.

    La religión es un arma social alentada por los estados que solo puede ser combatida desde la cultura y la conciencia crítica, por esto se intenta que estas no lleguen al pueblo.
    Pero por supuesto, no hablemos solo de Islam y olvidemos que por desgracia Españistán continua siendo muy a nuestro pesar el vigía espiritual de occidente. NI confundamos espiritualidad o moralidad con una secta religiosa en concreto, por muy institucionalizada que se encuentre.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Un peligroso y tonto acoso en el que arriesgan perder la mitad, para mi la mejor mitad, de sus posibilidades para salir del atraso secular que arrastran a base de condenar a las mujeres a un escasa participación social, pero ellos en su incultura, eso también lo ignoran.

    ResponderEliminar
  4. No comparemos el Islam con la cultura católica esapañola, es insultante. Nunca jamás, en la actualidad, los católicos se han sentido con patente de corso para acosar mujeres, por lo tanto yo sí señalo unicamente al Islam, religión retrógada enquistada en la Edad Media, como una religión que trata a las mujeres como objetos con la especial permisividad de los mal llamados progresistas.

    ResponderEliminar
  5. Como en la Navas de Tolosa hace 900 años, debemos de arrasarlos completamente y tirarlos definitivamente a sus corrales de africa.
    El Islam No Gracias. Y si podemos Rumanos tampoco
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  6. Aparte de comerles el coco con el Corán desde el momento en que comienzan a hablar (aprenden éste antes de aprender a leer y escribir), si les enseñan también la vida disoluta de su profeta, normal que salgan acosadores. Eso es lo que les dan y están salidos. La cosa es que si los burdeles no existen (eso dicen ellos) en sus países y a sus mujeres "se supone" la tienen que respetar y no tocar... ¿Cómo se desahogan?. Supongo que la respuesta ya la conoces. Y luego dicen que el Islam es todo paz, amor, tolerancia y armonia.

    ResponderEliminar
  7. Para emular a Australia, primero debiamos tener la moral en su justo lugar, pero a la vista de la realidad española, la cosa me parece que no.
    Esos animales de dos patas, parece que el ayuno (estaría por comprobar cuantos lo hace o lo hacen como los etarras con la huelga de hambre y las latas de comida debajo del colchón) les pone de un caliente impresionante, pero como a la justicia en sus países les trae sin cuidado, nos encontramos que en occidente pasa un cuarto de lo mismo o más.

    ResponderEliminar
  8. Pues he de decirte que yo estuve en el Cairo harà unos 7 años y nunca vimos nada de estos hechos, al contrario las mujeres eran trabajadoras y conducìan automòviles, era como una sociedad mas abierta el Cairo. No quiero dejar de deciros que Egipto es una maravilla y que merece la pena conocerlo para mi es un lugar màgico donde la cultura y los restos del pasado te hacen volver a aquellos años.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las cosas han cambiado para peor en Egipto.No seria raro que un regimen teocratico se instalara alli,Ahora su presidente visitara Iran,un saludo y gracias por comentar,

      Eliminar