Mi Blog

Mi Blog

martes, 10 de julio de 2012

LITERATURA - UPTON SINCLAIR Y EL REALISMO SOCIAL


Nacido en Baltimore en 1878 y muerto en 1968, el gran novelista y dramaturgo Upton Sinclair es uno de los pesos pesados de la llamada escuela realista de Chicago.  Un verdadero pionero de la critica social y de los nobles ideales de la lucha política a favor de los obreros, considerado por algunos como  el Emilio Zola norteamericano.  Como ejemplo de ello escribiría su magnifica obra La Jungla ambientada en los mataderos de Chicago en 1906.  Parecido a Jack London en su forma de escribir, igual que él, sus coqueteos con el socialismo se inició a los veinte años, aunque nunca fue un marxista converso o ortodoxo.  Él sin embargo sintió muy pronto un sentimiento de rebelión contra el implacable sistema capitalista de principio del siglo XX.  Su magistral novela La Jungla, es uno de los casos más verídicos del periodismo social y de denuncia.  No en vano Sinclair estuvo seis meses trabajando y recabando informaciones sobre los mataderos de Chicago, lo cual le serviría para escribir su novela ya mencionada, que era un terrible alegato contra la doble crueldad que se daba en los mataderos industriales de Chicago.  Tanto entre los trabajadores explotados en jornadas de 12 horas de trabajo y ritmo infernales, y en el de los animales a sacrificar, en donde los cerdos, vacas y otros animales eran inmolados y tratado de forma brutal antes de morir.  

La publicación del libro causó un gran revuelo, que llegó a impactar en el mismo presidente Theodoro Roosevelt, el cual ordenó abrir una investigación en 1906.  Como consecuencia de esto se dictaron unas normativas que modificaron las formas de sacrificar a los animales y la salubridad de los mataderos.  La Jungla fue uno de esos libros que tuvieron una repercusión tremenda en la sociedad americana.  Las atroces revelaciones sobre las condiciones laborales de los trabajadores unido a las repugnantes practicas existentes en los mataderos dio a conocer a la opinión publica las corrupciones de las poderosas industrias cárnicas del país.  El tema central de la novela se centra en un emigrante lituano llamado Jurgis Rudkus que huye de las injusticias y miserias que sufre en su país y que espera conseguir una mejor vida en Chicago.  Sin embargo lo que encuentra será muy distinto a lo que había soñado.  Pero Sinclair no solo  cuenta las penalidades de la familia del protagonista.  A principio del siglo XX, Chicago era la encarnación del capitalismo más feroz e injusto.  La ciudad estaba caracterizada por zonas residenciales y opulentas y circundadas por inmensas plantas industriales y barriadas inmundas, en donde se hacinaban los trabajadores.  Upton Sinclair a  través de sus realistas vivencias nos va introduciendo en una doble explotación donde las victimas se hermanan entre trabajadores y animales a sacrificar.  En algunos pasajes del libro, Upton Sinclair no se muerde la lengua y nos cuenta de forma meticulosa el nauseabundo proceso de las muertes de los animales.  Él al haber estado seis meses trabajando en los mataderos pudo ver el poco e higiénico estado en que se realizaba el trabajo.  Por ejemplo escribe lo siguiente, “Las ratas muertas a golpes de palas eran introducidas en las maquinas de picar carne.  O cómo los inspectores de trabajo miraban para otro lado, cuando eran sacrificadas vacas enfermas, y cómo las vísceras y las tripas eran recogidas del suelo, y envasada como jamón en lata.”  Para mi es sencillamente alucinante esta inusitada novela.  Esperemos que la plutocracia no nos devuelva a ese mundo oscuro que tan magníficamente denunció Upton Sinclair.

LITERATURE - UPTON SINCLAIR AND SOCIAL REALISM

Born in Baltimore in 1878 and died in 1968, the great novelist and playwright Upton Sinclair is one of the heavyweights of the so-called school of realism of Chicago.  A true pioneer of social critique and the noble ideals of the political struggle of the workers, and considered by some as the American Emile Zola.  An example is his magnificent work The Jungle set in the slaughterhouses of Chicago in 1906.  Similar to Jack London in his style of writing, and like him, he started flirting with socialism at the age of twenty, although he was never a Marxist convert nor an Orthodox.  He however soon felt a sense of rebellion against the relentless capitalist system of the early 20th century.  His masterpiece The Jungle, is one of the most truthful novels of social journalism and reporting.  Sinclair spent six months working and seeking information in the Chicago slaughterhouses, and this served as research material for this novel, which was a terrible allegation against the double cruelty that took place in the industrial slaughterhouses of Chicago.  Both in relation to the exploited workers working at a hellish pace and during stretches of 12 hours; and also in relation to the animals being slaughtered, of how the pigs, cows and other animals were being treated brutally before dying.

The publication of the book caused a great stir, which came to the attention of the then President Theodore Roosevelt, who ordered an investigation in 1906.  New regulations ordering the change in the way that animals were to be sacrificed and a revamp in the hygiene standard of the slaughterhouses were issued as a result of the book.   The Jungle was one of those books that had a tremendous impact on American society.  The appalling revelations about the working conditions of workers, together with the repugnant practices existing in slaughterhouses unveiled the corruptions of the powerful meat industries of the country to the public.  The central theme of the novel focuses on a Lithuanian immigrant named Jurgis Rudkus fleeing injustice and misery that he suffered in his home country and of his hope in attaining a better life in Chicago.  However what he saw was very different from what he had dreamed.  But Sinclair does dwell solely upon the hardships of the family of the protagonist.  At the beginning of the 20th century, Chicago was the incarnation of capitalism at its most fierce and unjust.  The city was characterized by residential areas of the affluent, surrounded by areas with huge industrial plants and unhygienic slums, into which the working class piled.  Upton Sinclair through his own realistic experiences, presented to us a world of double exploitation where the workers were akin to the animals to the slaughter.  In some passages of the book, Upton Sinclair does not mince his words and relates the foul process of how the animals were being slaughtered.  During the six months he spent working in slaughterhouses he witnessed the unhygienic condition under which the work was being performed.  For example, he wrote the following, "Dead rats that had been beaten to death by shovels were being put into meat grinders.  Or how the labour inspectors looked the other way when sick cows were being slaughtered, and how internal organs and parts of the animals were being collected from the ground, and packaged as a ham in a can."  For me this unusual novel is simply amazing.  Let us hope that under the current plutocracy, we are not being sent back into the dark world that was denounced by Upton Sinclair.

5 comentarios:

  1. No conozco nada de este autor, amigo Agustín, pero, a juzgar por lo que refieres, no puede negarse que fue uno de esos escritores comprometidos con el ser humano. ¡Qué pocos tenemos de esos hoy en día!
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda hubiera conseguido mucho más en politica y eso que se le daba bastante bien.

    La plataforma de Sinclair conocido como el fin de la pobreza en California (EPIC)

    Escritor de injusticias y pobreza como sus criticas al capitalismo de aquellos entonce años....también queda claro como un gran defensor de los animales.

    Comprometido sin duda en su tiempo con los echos en el cual hizo cambiar y transformar leyes como hacer más justa cierta parte del sistema político.

    Un gran hombre, sin más.

    Saludos amigo Agustín.

    ResponderEliminar
  3. No conozco la novela en cuestión, Agustín, pero sí que leí algo acerca del autor.
    Como toda sugerencia, queda anotada en mi lista de "lecturas pendientes".

    Un abrazo, neozelandés.

    ResponderEliminar
  4. No es la primera vez que una novela impacta en la conciencia social de una comunidad. Los grandes avances vienen, a menudo, de la mano de un gran escritor.

    ResponderEliminar
  5. A partir de ahora todos los blogs pertenecientes al Grupo Rebuznómetro están en el siguiente enlace: http://gruporebuznometro.blogspot.com.es/
    Un abrazo.

    ResponderEliminar