Mi Blog

Mi Blog

miércoles, 8 de febrero de 2012

SPAIN - 90 Euros per Tonne of Infamy

Dentro de las innumerables y oscuras ramificaciones del mas que tenebroso atentado, o en su caso diríamos auto atentado del 11 de Marzo del 2004, la prensa ha destapado un eslabón que está pasando desapercibido una vez más para la pacata opinión publica.  Éste eslabón seria algo que atañe a la mayor destrucción de pruebas de un atentado en la historia judicial española y casi del mundo occidental.  Púes bien, este caso se ha dado con la completa destrucción de los 10 vagones de trenes que fueron desguazados solo a los cuatro días del mortífero atentado.  Y acabaron siendo vendido como vulgar chatarra por el precio de 90 Euros la tonelada.  ¿Cómo fue posible esta criminal y oscura negligencia?  Pues muy sencillo, el juez Juan del Olmo incumplió con su sagrado deber de garantizar la custodia de tales y determinantes pruebas.  Lo más insólito, no quiso extender ordenes algunas para preservar los trenes.  

Ahora nos enteramos que un alto mando de la policía llamó desde la misma Comisaria General de Información al director de Seguridad de RENFE, un tal comisario Rodríguez Simons para autorizarle que destruyeras los vagones de los trenes.  Esto, desde luego, sí se confirma es algo más que serio.  Estamos hablando sencillamente de un verdadero complot de silencio.  ¿Qué alto mando de la policía permitió semejante ocultamiento de pruebas?  ¿Quién consintió a espalda de la justicia esta vergonzosa y diabólica ocultación?  Lo más siniestro viene ahora cuando Miguel Corsini, director de Renfe en 2004 da a entender que el juez Juan del Olmo no dio ninguna orden para la destrucción de los vagones de los trenes.  Y que tampoco le consta que la policía ordenara tal destrucción.  Esto lo dice ahora ante la juez Coro Cillan.  Y yo me digo, a lo mejor los famosos vagones de trenes se autodestruyeron por generación espontanea.  Esto es el colmo del cinismo.  Pero un día se sabrá la verdad y no quisiera está en el pellejo de los verdaderos culpables.  Ése día el pueblo que ha callado no tendrá piedad.  Deseo que la Parca sea magnánimo conmigo y me deje ver el final de esta ignominia.  ¿Quién sabe?  A veces los sueños se cumplen.

In the dark and innumerable ramifications of the very horrible terrorist attack, or we could call it auto-attack carried out on March 11, 2004, the press has uncovered a link that is going to go unnoticed once more for the prudish public opinion.  This link concerns the greatest destruction of evidence in a terrorist attack in Spanish judicial history and that of most of the Western world.  Well, this case has to do with the complete destruction of 10 train carriages which were scrapped just four days after the deadly attack.  And they ended up being sold as vulgar scrap for the price of 90 Euros per tonne.  How was this dark and criminal negligence even possible today?  Very simple, the Judge Juan del Olmo failed in his sacred duty to ensure custody of such decisive evidence.  The most unusual was that he did not even give orders to preserve the trains.

Now we learn that a high commanding officer of the police force gave a call to the director of security of RENFE, Rodríguez Simons, to authorize him to destroy the train carriages.  This, of course, if confirmed, is extremely serious.  We are talking about simply a true conspiracy of silence.  Which high commanding officer of the police force permitted this concealment of evidence?  Who consented to this shameful and diabolical concealment, at the back of justice?  The most sinister now comes when Miguel Corsini, director of Renfe in 2004, affirmed that the judge Juan del Olmo did not give orders for the destruction of the train carriages.  And that neither was he aware that police gave orders of such an act.  He has now given his testimony before the judge Coro Cillan.  And I say to myself, maybe the famous train carriages have auto destructed by themselves spontaneously.  This is the height of cynicism.  But one day we will know the truth and I would not like to be in the shoes of the real culprits.  That day the public who have been silent for so long will not show any mercy.  I hope that Destiny will be magnanimous with me and let me live long enough to be able to witness the fall of the culprits.  Who knows? Sometimes dreams really do come true.

12 comentarios:

  1. Creo que, cómo dice el refrán, "El que calla, otorga". En éste caso la desaparición inmediata de los trenes, el silencio policias y judicial, el interés por soslayarlo por parte del gobierno, las múltiples contradicciones dan a entender lo que todos tememos. Que la justicia barre para el poderoso y el poderoso, portando la rosa,la ha depositado sobre la lápida del olvido de ciento noventa y tres personas.

    Así sómos en España.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
  2. Lo sabremos, y muy pronto, amigo Agustín, y quedaremos horrorizados de lo que hoy se nos oculta. Sabremos en qué manos hemos estado, durante algún tiempo, y cuánta porquería se escondía en las almas de algunos que velaban por nuestra seguridad.
    Recibe mi más cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. Veo dificil que veas el desenmascaramiento de ese crimen contra un país aunque sepamos que los jueces como Del Olmo y los policias como Manzano estaban implicados hasta el cuello en la destrucción de pruebas de un atentado montado por los sociatas.

    Y no lo verás porque los que ahora mandan sobre los jueces y policias son unos MARI-PURIS que prefieren no "molestarse" en tales asuntos sucios.

    ResponderEliminar
  4. Está todo muy claro. Los que intentaron tapar lo que allí sucedió, creando pruebas falsas, alterando otras para poder achacárselo a quien ni estuvo allí, dan a entender que han tenido cierto grado de complicidad. Se ayudarían de etarras, islamistas o confidentes. Pero la paternidad ideológica del crimen hay que atribuirla a gente que anda por ahí suelta.
    La desaparición culpable de los vagones y de las pertenencias de las víctimas es otra prueba.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. En cualquier país civilizado, el tal Corsini estaría entre rejas hasta que no apareciese una orden judicial para destruir los trenes, pues hasta la fecha, es el principal responsable.

    Y el juez del Olmo calla. Quien calla otorga, fueron los socialistas salvo que si A=B y B=C, A no sea igual a C. Las matemáticas nunca fallan.

    ResponderEliminar
  6. La chapuza sobre la miseria moral, pero el cerco se va estrechando...

    Pena que esto no sea del interés del NYTimes en lugar de escribir memeces sobre el neofranquismo.

    ResponderEliminar
  7. Me da la impresión de que la verdad sobre ese atentado podría ser demasiado incomoda para nuestra clase dirigente y nuca sabremos cuales intereses están detrás, pero yo no pondría la mano en el fuego por ningún gobierno de antes o de después de ese día.

    ResponderEliminar
  8. Agus,
    como ya comente en un post, el problema de la desaparición de los vagones del tren, fue que se les quedaban pegados en las escobas de la limpieza sin que nadie se diese cuneta, y terminaron en los cubos de la basura.

    ResponderEliminar
  9. Creo que acabaremos conociendo la verdad del 11M. De lo que ya no estoy tan seguro es de lo que pasará una vez se conozca la verdad.

    Pero eso es un riesgo que tenemos que correr. Por el bien de nuestro país y por la memoria de los muertos aquella terrible mañana.

    Un saludo, Agustín.

    ResponderEliminar
  10. A Corsini lo conozco desde hace muchos años -¡ojo! no personalmente- pero si lo suficiente. Cuando alguien oculta el arma de un crimen, por algo sera. Todos estos están en grado de cooperadores necesarios y otros en grado de culpables en primer grado de obstrucción a la justicia, tendrán que explicar porque. Lo único que quiero es que Da. Coro Cillan se cuide y se despida de la carrera judicial como la mejor juez que jamas llevo toga en España.
    Saluditos, buen post.

    ResponderEliminar
  11. Y la prensa, excepción hecha de Libertad Digital, con Federico a la cabeza, callada como muertos. Todo son conspiranoias. Y aquí sin depurar responsabilidades. Dios te oiga y podamos ver entre rejas a todos cuantos conspiraron para tejer una tela de araña con los muertos con la única finalidad de alcanzar el poder.

    ResponderEliminar
  12. Bueno, en éste caso en especial, la cosa irá aclarandose. No es una cosa de un día, pero al final sabremos de quien fue´la idea, oficialmente, aunque yo personalmente ya lo se.
    ¿Se han preguntado como es posible que el "químico rubalkaba" fue capaz de dejar ese vagón guardado?, no es lógico, por lo que opino que se hizo a posta. ¿Motivos?......, lo sabremos, que ese elemento siempre se guarda una carta en la manga.
    Bueno, seamos realistas, yo digo y afirmo:
    1º.- La idea salio de las cloacas socialistas y las cloacas marroquies.
    2º.- la preparación corrió a cargo de ETA.
    3º.- La acción fue efectuada por cuatro simples moritos que se les ofrecieron cosas y al final quedaron en la estacad, debido a aquello de ROMA NO PAGA A TRAIDORES.
    4º.- ¿SABEMOS CUAL ES EL CHEQUE QUE LOS SOCIALISTAS ESTÁN PAGANDO A ETA?, sencillamente el silencio.
    Si buscan en el interior de mi blog LOS CAIMANES CABREADOS, lo mismo dan con la verdad.

    ResponderEliminar