Mi Blog

Mi Blog

viernes, 10 de febrero de 2012

MODERN TIMES – Where is the Femininity?

Voy por la calle y giro la mirada con deleite; aún con mi edad puedo apreciar la belleza y elegancia en una bella y exótica mujer de rasgos asiáticos.  No puede tener más que 45 años pero aun así sus andares y su silueta están impregnada de una suave sensualidad.  Entonces me digo a mí mismo, que la fiebre feminazi no se ha aposentado aún en la cultura asiatica, todo lo contrario de la masculinizada mujer occidental.  Dentro de este apartado es más evidente en los países anglosajones.  Aquí el comportamiento de las mujeres jóvenes es más que deplorable.  Yo por ejemplo vivo en New Zealand y puedo percibir de manera elocuente lo que afirmo.  Aquí la feminidad y la sensualidad en las chicas jóvenes brilla por su ausencia.  Dándote un paseo por las calles te puedes llevar más de un sobresalto al ver cómo jóvenes con caderas casi deformes y sobradas de grasas hacen ostentación de antiestéticos tatuajes al lado mismo de sus voluminosos pechos y cuellos.  Y todo su ser desprende una rabiosa  y desafiante masculinidad.

Entonces me digo, ¿dónde diablo esconden la feminidad estas mujeres?  Qué gran diferencia con la gracia y elasticidad de una joven de Vietnam o China.  Si sales por la noche el espectáculo es más penoso y patético, al comprobar como esas mismas chicas pueden beber más que el macho que tiene al lado de la barra.  ¿Y para eso la mujer ha luchado por su igualdad en la sociedad?  ¿Qué serán de ellas cuando asuman el papel de madre?  O en su caso, de los hijos que seguramente no desearán tener.  ¡Qué gran razón tenia Otto Weininger en su profético y acertado libro Sexo y Carácter!  No me extraña nada el imparable auge de la homosexualidad en nuestros aciagos días.  Pues viendo a estas mujeronas que describo, más de uno sentirá la tentación de cambiarse al otro bando, digo yo.

I'm going down the street and I direct my gaze with delight; even at my age I can appreciate beauty and elegance in a beautiful and exotic woman with Asian features.  She must be not more than 45 years old but even so, her gait and silhouette are imbued with a soft sensuality.  I say to myself, “Maybe the feminazi fever has not invaded the Asian societies.”  On the other end of the spectrum, we have the masculine Western women, and this phenomenon is most evident in the Anglo-Saxon countries.  Here the behavior of young women is more than deplorable.  For example, I live in New Zealand and I can attest to what I am writing.  Here the femininity and sensuality in young girls is absent.  Taking a walk through the streets, it will shock you to see how young people with almost deformed and ample fat hips show off their unsightly tattoos on their large breasts and necks.  And all their pores exude an angry and aggressive masculinity.
That’s when I exclaim, “Where the hell is the femininity in these women?”  What great difference when compared with the grace and femininity of a young woman from China or Viet Nam.  If you go out at night the spectacle is even more painful and pathetic to watch as you see these same girls drinking more than their male counterparts at the bar.  And for this end had women fought for their equality in society?  What will become of them when they assume the role of mother?  Or in many of their case, with the children that they do not wish to have.  How right was Otto Weininger, when he wrote about women in his prophetic book, Sex and Character!  It is no wonder that there has been an unstoppable rise in homosexuality during our dark days.  Because after seeing these women that I have described, more than a few men will feel tempted to switch to the other side.


11 comentarios:

  1. Todas esas feminazis occidentales han logrado producir maricones a manta, y nos han estropeado el paisaje y el modo de vida porque nos pasamos la vida en purita defensa personal.

    Son capaces de llevarte a un juzgado por dejarles el paso ante una puerta.

    Y así les va : O viven más solas que una orquidea o se meten en los conventos al final.

    Lo malo es algunas se meten política.

    ResponderEliminar
  2. Antes de estar con semejantes individuas ingreso en el Seminario de Corban y no vuelvo a salir hasta que me saquen en la caja de pino.
    ¿La otra opción?. Va a ser que no.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Son los signos de los tiempos, amigo Agustín. Y los tiempos morirán, como todo en esta vida. Lo que venga detrás, lo vivirán otros. Y espero que, por su bien, sus mujeres sean otras también.

    ResponderEliminar
  4. Se ha impuesto la estética homo. No entiendo como nadie, en ese estado, puede mirarse al espejo. Se pueden llevar pantalones sin parecer un camionero borracho.

    También es culpa de ellos, que van cocidos y son ejemplares de deshecho, ninguna mujer medio normal les prestaría la menor atención.

    ResponderEliminar
  5. Agus, son los tiempos, ahora tocan los marimachos.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, el mal gusto ha existido y existirá siempre, cierto es que hay sujetas muy zafias, pero creo que son una minoría, yo veo chicas monísimas y fininas por todas partes, otra cosa es que ya sean tan sumisas y dulces como nuestras abuelitas (las que lo fueran) jeje

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo, yo veo a las chicas cada generación que pasa más guapas, más inteligentes y mejor formadas, pero esas no andan por la calle con la litrona de la mano. Eso si algunas de estas dan miedo.

      Eliminar
  7. Nada ha hecho más daño a la mujer,que esta caterva de feminazis radicales,carentes de principios éticos y morales.
    Son una lacra.

    ResponderEliminar
  8. Bueno las hay de todo tipo, todas las chicas no son marimachos.

    un fuerte saludo

    fus

    ResponderEliminar
  9. Hola! estuve navegando por la net y por casualidad encontre esta pagina. yo respeto la opinion de cada uno, pero pienso que no se debe juzgar a la gente y que las mujeres( tanto como los hombres) seguimos siendo l@s mism@s. Lo que pasa es que ahora podemos expresar con más libertad lo que llevamos dentro sin esconderlo detrás de una máscara social absurdo. Ahora si eres gay, pues lo puedes decir en voz alta, si eres una mujer dulce, bien por ti, si eres de las que tienen una personalidad mas agresiva también puedes encajar ... y las personas seguiremos progresando hacia esa direccion que por lo que veo no os gusta nada. Tendréis que acostumbraros que quien no evoluciona no sobrevive "una chica femenina que acepta el mundo tal como es"

    ResponderEliminar