Mi Blog

Mi Blog

sábado, 7 de enero de 2012

RELIGION – Dogs and the Islamic Faith

Dentro de las creencias religiosas que pueda tener cada cual, siempre me llamó la atención el que ciertos animales estuviesen y fueran señalados como impuros en algunos sistemas religiosos.  Y que este estigma les acompañará de por vida.  Tenemos un caso muy singular con los perros y cerdos en los países islámicos. Me pregunto qué culpa tendrá el pobre animal de las delirantes interpretaciones que subyaces en las mentes de estos fanáticos.  Por no hablar del cerdo, aquí habría para llenar una enciclopedia.  ¿A qué viene esta ilógica intolerancia por estos animales?  Después de todo son productos de la Creación.  Si Allá creó al mundo también creó a dichos animales, digo yo.  ¿Por qué escribo hoy sobre este tema?  Púes a través de la Red, me entere que en 2008 un joven estudiante norteamericano, con un grave problema de Epilepsia tuvo que dejar de estudiar en la universidad de Minnesota.  ¿Y saben por qué razón?  Pues, porque un grupo de estudiantes de religión islámica no toleraban que llevase con él un perro, que le servía como de gran ayuda en caso de sufrir ataques de Epilepsia.
Los estudiantes islámicos se quejaban cada momento por la presencia del perro en las aulas, alegando que era muy ofensivo para sus sensibilidades religiosas tener que ver al perro cada día.  Pero no solo eso, no dejaban de acosar al joven estudiante, llegando a amenazarle con matar su perro.  Ante esta cruel realidad, el estudiante con problemas epiléptico optó por abandonar la universidad.  ¿Qué le parece, en la cuna de la Democracia, estos matones se atreven a implantar la Sharia?  Aquí mientras tanto en la caduca y cobarde Europa, las cosas no pintan mejor.  Por ejemplo si usted coge un taxi en Londres, intente no llevar su perrito consigo pues el taxista árabe le gritara sin parar cual un poseso, “Perro en mi taxi, no!”, así hasta que el atemorizado cliente tome otra solución.  Aquí en nuestra amada España donde aun perdura la estúpida idea de la Alianza de Civilizaciones, se dio el caso de que fueron envenenados decenas de perros en Lérida.  Todo el mundo señaló a grupos de ciudadanos musulmanes.  No solo eso, el ayuntamiento quiere, presionado por los colectivos árabes, que se prohíba la presencia de perros en lugares públicos como parques y jardines.  También en los autobuses públicos. 
Para los árabes las impurezas del perro desaparecen después de siete lavados, y a ser posible lavar al perro con tierra o agua de mar.  Aún lavando al perro con agua de mar, sigue conservando sus impurezas.  A los musulmanes solo se les permite tener perros en estas circunstancias, para la caza, o como guardianes de ganado.
El Islam prohíbe vender un perro y recibir pago por él.  A todo aquel que tenga un perro en su casa le será negada la bendición de la presencia de los ángeles en su hogar.  Pero no solo en la religión islámica se dan estos casos de ilógica.  En la Biblia, en un pasaje del Deuteronomio, dice, <El cerdo que divide la pezuña y no rumia, es inmoral para vosotros.  No comeréis su carne ni tocareis su cadáver, será inmundo para vosotros.>  Ya ven en todas parte cuecen habas y en mi casa a calderadas.
Within the religious beliefs that each and everyone may hold close to their hearts, it has always alerted me that certain animals have been and still are considered impure in some religions.  And this stigma will be associated with these animals for life.  We have the very singular case of the dogs and pigs in the Islamic countries.  I wonder, what fault do these poor animals have according to the delirious interpretations that have concocted the minds of these fanatics?  If I were to write about the pig, it would surely fill a whole encyclopedia.  So from where did this illogical discrimination against these animals originate?  After all they are part of the Creation.  If Allah created to the world, He also created these animals.   Why am I writing on this subject today?  It is because through internet I have come to read about a young North American student with serious problems of Epilepsy, who studies at the University of Minnesota in 2008.   And do you know what he had to endure?  A group of students of the Islamic faith did not tolerate the fact that he brought with him a dog to class; the dog was there to assist him just in case he suffered attacks of Epilepsy.  
The Islamic students complained very often about the presence the dog in the classrooms, alleging that it was very offensive to their religious sensitivities to have to look at the dog every day.  But not only that; they did not stop harassing the young student, and they even threatened to kill his dog.  Due to this cruel reality, the student with problems of epilepsy chose to leave the university.   How does this stack up for you?  That in the cradle of Democracy, these gangsters had the audacity to implement the Sharia?  Meanwhile in the obsolete and cowardly Europe, things are not much better.  For example if you take a taxi in London, try not to bring a small dog with you because the Arab taxi driver will surely shout at you like a person possessed, “No dog in my taxi! ” with so much vehemence that the frightened client would be forced to resort to another solution.  Here in our beloved Spain, where the stupid idea of the Alliance of Civilizations could even be considered, there was the case of the countless dogs in Lerida that had been poisoned.  Everybody blamed it on the groups of Muslim citizens.  Not only that, the city council wants, due to pressure from the Arab groups, to prohibit the presence of dogs in public places like parks and gardens.  Even in public buses.  
For the Arabs, the impurities of the dog will be gone after seven washings, and if possible the dog should be washed with earth and the water from the sea.  Even washing the dog with water from the sea, it will still bear some form of impurities.  To the Muslims, dogs should only be allowed in certain circumstances, such as for hunting, or for looking after cattle.
The Islam prohibits the sale of any dog or the receipt of money for a dog.  To all those with a dog in their homes, the blessing of the angels will be denied to them.  But not only in the Islamic religion can we find these illogical cases of discrimination against certain animals.  In the Bible, according to Deuteronomy, it says,  <The pig, with the separated hoof and which does not brood, is immoral for you.  Do not eat its meat nor touch its corpse, it will be impure for you.>  As can be seen, nothing new under the sun, away from home and close to home.

9 comentarios:

  1. Bueno Agustín tú lo dices bien en todas las casas cocemos habas. Pero hay que recalcar de "en casa". Es decir que si los moros no quieren perros en su casa, pues mira como si se operan. Si los judíos no quieren comer jamón o marisco, pues mira a mas tocamos. Lo que es intolerable es que lo impongan en mí casa o en la casa de todos como es una Universidad, o las calles y parques públicos. Eso es inaceptable y denunciable.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  2. Agustín, por eso esas religiones son pura democracia.

    ResponderEliminar
  3. Don Agustín, todo esto procede (la parte de cerdo y perro) de los barbudos que fueron redactando la Biblia a lo largo de siglos. Y de ese libro sagrado proceden los tres grandes monoteismos : judaismo, cristianimo e islamismo.

    Aquí mismo y casi hasta la democracia, los clérigos exigian que no se comiera alimento de carnes en viernes. Eso sí, grave pecado para quien no tuviera para más de un bocata de chorizo pero no para quien se zampara una langosta.

    Los hindués tienen por sagrada a la vaca y adoran a otros raros animales.

    Ha habido mucho descerebrado en la Historia dedicado a montar religiones. Siempre me ha llamdo la atención que en la culta Grecia el sabio Pitágoras odiaba a la HABAS, y prohibia su consumo a sus discípulos, y mira por dónde, él murió en medio de un campo de habas.

    ResponderEliminar
  4. Había un libro que ya he leído y sí no recuerdo mal titulado como "Vacas, cerdos, guerras y brujas". Que presenta un interesante punto de vista respecto a estas bobadas y que sería bueno fuese conocido por cualquier obseso religioso, de los de a favor o de los de en contra. Pero es que deberían leer tanto...

    ResponderEliminar
  5. En la tradición cristiana está prohibido comer carne durante la Cuaresma, esta costumbre fué incorporada a la tradición religiosa y evitaba enfermedades como la gota, o la triquinosis -transmitioda por carne de cerdo infectada- Casi ningún católico conserva ya esta tradición por motivos obvios. Pero el Islam es uns religión fanática, enquistada en la Edad Media, no se de donde viene su asco por los perros pero nosotros no tenemos porqué prescindir de la compañía de estos nobles animales por culpa de los delirios de estos descerebrados.

    ResponderEliminar
  6. Si un moromierda me toca a mi perra, le corto los cojones.
    Por aquí y por Alá.
    Hala.

    ResponderEliminar
  7. Vaya un día de perros!!!
    En la edad media aquí eramos mil veces más civilizados.

    Que se dejen de animaladas, y a cumplir la ley española.

    Saludos fugitivos.

    ResponderEliminar
  8. ¡Rediós!, espero y deseo que todos los moromierdas que odien a los perros y a los cerdos, tengan una muerte indigna y sean enterrados boca abajo, con el culo apuntando a La Meca y envueltos en una piel de cerdo.
    Un cerdo Ibérico, naturalmente.

    ResponderEliminar
  9. Yo prefiero que prohiban a los musulmanes antes que a los perros, el mundo sería mucho mejor y todos más felices.

    ResponderEliminar