Mi Blog

Mi Blog

viernes, 27 de enero de 2012

POLITICS – Montesquieu and the Black People

A veces los grandes hombres tienen sus meteduras de patas.  Un caso digno de mencionar para mí sería la del gran padre de la Ciencia Política, El Barón de Montesquieu.  Este  gran pensador escribió su monumental obra El Espíritu De Las Leyes allá por el 1748 y en un apartado hablaba sobre la esclavitud y los negros.
<Si yo tuviera que defender el derecho que hemos tenido los blancos para hacer esclavos a los negros, he aquí todo lo que diría.  Exterminado los pueblos de América por lo de Europa, éstos últimos necesitaron, para desmontar las tierras, llevar esclavos de África.  El azúcar seria demasiado caro si no se obliga a los negros a cultivar la caña de azúcar.  Ésos esclavos son negros de los pies a la cabeza, y tienen la nariz tan aplastada que es casi imposible compadecerlos.  No se concibe que Dios un ser tan sapientísimo, haya puesto un alma en un cuerpo tan negro, y un alma buena, es aun mas inconcebible en un cuerpo semejante.  Es tan natural creer que el color constituye la esencia de la humanidad, que los pueblos de Asia, al hacer eunucos, privan siempre a los negros de la relación más señaladas que tienen con nosotros.
La prueba de que los negros no tienen sentido común, es que prefieren un collar de vidrio a uno de oro, cuando el oro es tan estimable en los países cultos.  Es imposible suponer que tales seres sean hombres, porque si lo supiéramos, deberíamos creer que nosotros no somos cristianos.  Espíritus pequeños han exagerado la injusticias que se cometen con los negros africanos, porque si fuera cierto lo que dicen,  ¿cómo no habían pensado los príncipes de Europa, que ajuntan tantos tratados inútiles, en celebrar uno mas a favor de la piedad y de la misericordia?>  Aparte de estas opiniones innobles en un personaje de su portentoso talento, Montesquieu  fue un gran precursor del liberalismo y eso es digno de admirar.
Sometimes the important men in history have had their slip ups.  A case worthy of mention for me would be the great father of political science, the Baron of Montesquieu.  This great thinker wrote his monumental work The Spirit of the Laws way back in 1748 and in a section of the book he talked about slavery and the blacks.
< If I had to defend the right that we the whites have to impose slavery upon the blacks, this would be everything that I would say.  Exterminated the people of America for those of Europe, the latter needed to work the lands, carrying slaves from Africa.  Sugar would be too expensive if the blacks did not cultivate sugar cane.  Those slaves are black from the feet to the head, and have the nose so crushed that it is almost impossible to pity them.  It is not conceivable that God being so all knowing would put a soul in a body as black, and a good soul at that, it is even more inconceivable in a similar body.  It is so natural to believe that colour is the essence of humanity, that the peoples of Asia, by creating eunuchs, deprive the blacks of the relationships most significant that is more associated with us.
The proof that Blacks have no common sense is that they prefer a necklace of glass one of gold, when the gold is such an esteemed article in many cultured countries.  It is impossible to suppose that such beings are men, because if we were to know, then we would have to believe that we are not Christians. Insignificant spirits have exaggerated the injustices being committed against the black Africans, because if it were true what they say, how is it that the Princes of Europe, who have reached so many useless treaties, not though of formulating one more in favour of piety and mercy? >  In spite of such ignoble views expressed by a person with so much prodigious talent, Montesquieu was a great precursor of liberalism and that alone is worthy of admiration.

8 comentarios:

  1. Montesquieu era producto de su época y, como ser humano, susceptible de equivocarse.

    Como en el post anterior, los hombres tenemos esa parte instintiva que nos impulsa a defender a nuestro propio grupo o tribu, forma parte del instinto animal de supervivencia no individual , sino como grupo. Cuanto más avanzamos, más racionalizamos ese proceso de defensa y aceptamos al diferente como igual. Pero seguimos manteniendo este instinto en otros sentidos, cultural, territorial. Y no siempre es inutil.

    Todas las cosas son malas llevadas a ciertos extremos, o buenas en su justa medida. Mira ese Occidente decadente porque ha perdido en cierta forma su conciencia de grupo, esto lo hace vulnerable porque otras culturas o grupos pueden hacerlo desaparecer.

    ResponderEliminar
  2. Vaya, ahora que los Pperos iban a resucitar el fantasma de Montesquieu, vas tú y te lo cargas.

    Es que los franceses han sido siempre muy suyos, aunque la injusta mala fama nos la cuelguen a los hispanos.

    SaludoS

    ResponderEliminar
  3. EL Montesquieu era un gran tratadista de Derecho Político pero no por ello dejaba de mostrar su "pequeño espíritu" como ser humano.

    Pues sí que eran más "guapos" que los negritos él y sus compas con aquellas pelucas espolvoreadas de talco y aquellos ridículos pantalones o calzones.

    Sin más comentario.

    ResponderEliminar
  4. Realmente desconocia esta faceta de Montesquieu, siempre pensé que fué un adelantado a sus ideas y leyendo este artículo me doy cuenta de que al parecer no era tan adelantado según en que cosas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Hace apenas unas décadas era el colmo del horror ser madre soltera e impensable que las señoras se dedicaran a menesteres no hogareños, anteayer no era mal visto fumar y hoy es pecado nefando...no digo que no se pueda criticar estas cosas ni mucho menos, pero el contexto social de cada época es importante.

    La esclavitud, pese a que el cristianismo hizo estragos en la costumbre romana y ya consideraba a todos los sres humanos iguales- en otro tiempo se consideraba un derecho y afortunadamente eso cambió, espero y deseo que con el aborto suceda lo mismo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Montesquieu un pensador-filòsofo-polìtico, precursor de la separaciòn de los poderes del estado pero me sorprendo del tratado de los esclavos, como una persona de esos pensamientos tan especiales pudo ser tan poco humano hacia una raza diferente a la suya y sabiendo el trabajo tan duro que debian desarollar. Me ha impresionado tu entrada. Enhorabuena

    un fuerte saludo

    fus

    ResponderEliminar
  7. Pues en esos tiempos que se pensaban tan cultos en Europa, las burradas que se cometían en nombre de la economía y del progreso fueron antesala de estos otros mejores años y razonamientos que ahora nos toca defender y que ,sí llegamos, dentro de un par de siglos serán a su vez estudiados con horror por nuestros descendientes.

    ResponderEliminar
  8. Montesquieu era hijo de su tiempos, y en aquellos la esclavitud estaba vista como algo "natural".
    Lo negros no eran,de hecho,catalogados ni siquiera como "hombres" en el sentido del término voltaireiano.

    ResponderEliminar