Mi Blog

Mi Blog

jueves, 2 de abril de 2015

SIR ARTHUR HARRIS, UN GENOCIDA SIN CASTIGO



Cuando hablamos de los crímenes de guerra ocurrida en la Segunda Guerra Mundial, todas las atrocidades recaen sobre los malvados nazis, y su profeta de la destrucción, Hitler.  Claro que también en el bando de los británicos, hubo dos despreciables elementos que no se quedaban atrás.  Uno fue el genocida y militarista de Churchill, y el otro el Mariscal de la Real Fuerza Britanica, Arthur Harris.  Éste Harris, o como popularmente se le llamaba Bomber Harris, fue el encargado de destruir ciudades tan hermosas como Berlín, Colonia, Hamburgo y por supuesto la martirizada Dresde.  La Royal Air Force arrojó durante tres años la descomunal cifra, de un millón de toneladas de bombas sobre 131 ciudades y pueblos importante de Alemania.  Éstos aterradores y terroristas ataques ocasionaron más de 600,000  muertes entre la indefensa población civil.  No solo eso, alrededor de tres millones de viviendas fueron destruidas. Como consecuencia de estos actos del mal brutal terrorismo militar, siete millones de ciudadanos alemanes perdieron sus casas.


El terrorista de Arthur Harris, se vanagloriaba de la destrucción por la destrucción, y estaba a favor de la aniquilación más completa y posible del enemigo, es decir la población inocente.  El caso más insólito y despreciable dentro de la campaña de bombardeos sobre Alemania, fue la destrucción del Zoo de Berlín en 1943, con miles de bombas incendiarias, y bidones de fosforo.  Aquí ardieron quince de los edificios que componían el magnífico Zoo de Berlín, en donde murieron más de 2,000 animales.  Después de tanto dolor infligido a seres inocentes, a este terrorista no le montaron un juicio para que pagara por sus abominables crímenes.  Una vez más la historia la cuentan los vencedores, faltaría más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario