Mi Blog

Mi Blog

martes, 27 de mayo de 2014

RUBALCABA O EL CAIMAN AL FIN MARCHÓ


Lo que parecía imposible de que ocurriera al fin paso dentro de la política española. Y esto es que el incombustible de Alfredo Rubalcaba tirara la sucia toalla de su trayectoria política. Su dimisión después del descomunal descalabro del Partido Socialista en las elecciones al Parlamento Europeo, es como una bocanada de aire fresco. Ya era hora que este caimán que tanto daño hizo a nuestra nación, diera al fin con sus huesos en tierra. No solo infligió dolor a España, es que casi destruye a su propio partido.


Claro que esa es la labor más brillante en su carrera. Dicen que a cada cerdo le llega su San Martin, y a él le ha llegado con un sonoro bofetón, qué le ha costado al PSOE, la increíble pérdida de 2.500.000 de votos. Qué otra cosa podía hacer el tenebroso personaje del caso Faisán. Hoy tiene que ser un día feliz para miles de honrados socialistas, qué ven que la herencia de Zapatero se va por la cloaca de la historia. Al fin la nación española se quita de encima a esta llaga purulenta, qué era este aprendiz de Rasputín. Por eso nunca mejor le despedimos con la canción que le viene como anillo al dedo, dé se va el caimán. Posdata, Esperemos que Rajoy siga los pasos de Rubalcaba y se dé el piro. Eso sería la reostia, o no, jejeje.  

9 comentarios:

  1. Agus, yo todavía tengo mis dudas que se vaya del todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre de poca fe,jejeje.Claro que puede resucitar en otro peor,saludos,

      Eliminar
  2. No cantemos todavía victoria, porque puede ser sustituido por un Zapatero con faldas, o alguien por el estilo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con este elemento toda cautela es poca,saludos,

      Eliminar
  3. Siempre pensé que lo celebraría por todo lo alto y mucho me temo que incluso pueda venir quien le haga bueno...recemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pongamole una vela a Santa Rita,jejeje.Para ser honrado yo tengo mis dudas,saludos,

      Eliminar
  4. Tampoco las tengo todas conmigo. Más bien me imagino a Rubalcaba disfrazado, o dirigiendo, por control remoto, un androide igualito que Susana Díaz... pero, ¿irse? No sé, no sé...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Androides lo es.Esperemos que no sea un tongo como una catedral,saludos,

      Eliminar
  5. ha sido un verdadero placer encontrarte

    ResponderEliminar