Mi Blog

Mi Blog

sábado, 23 de junio de 2012

RELIGIÓN - MONOTHEÍSM AND SEXUALITY


Algo que siempre me ha disuadido de ser una persona más religiosa fue el concepto que las religiones monoteístas le han concedido siempre al tema de la sexualidad.  Es algo que con mis 66 años no logro entender, por más tratados filosóficos, éticos o religiosos que se han escritos en donde se apoyan las ideas de quitarnos esa libertad natural que poseemos.  Púes bien, yo siempre me he negado a ser castrado en una materia que solo concierne a la individualidad de cada ser humano y a sus sentidos.  Púes, después de todo, si los Dioses nos concedieron estos dones, no fue desde luego para que se marchitarse en el huerto de la renuncia infructuosa, o en su caso por la imposición de unos hombres que dicen ser representantes de los Dioses en este planeta.  Me pregunto, ¿qué hay de obsceno que nuestro cerebro nos dicte sobre nuestro libido?  O que después de una gratificante cena regada con un buen vino, la circulación sanguínea haga que nuestra testosterona este en plena ebullición.

¿Qué tienen que decir a todo esto?  Ésas legiones de puritanos irredentos.  A esa natural y biológica manifestación de la naturaleza.  Ellos como de costumbre verán el pecado y la indecencia en algo natural.  Me pregunto, ¿por qué tengo que domesticar mi propia naturaleza y sexualidad?  Lo más indignante de todo es que ante la violencia,  estas corrientes religiosas no son tan intolerantes, pero cuando se trata de la sexualidad, se vuelven coléricos cual poseídos por demonios interiores.  Su terror a no poder controlar y dirigir las conductas sexuales de otros seres humanos les hace ser cada vez mas tétrico.  Les daré un ejemplo, en la muy civilizada y luterana New Zealand.  En los colegios está hasta prohibido que los chiquillos se den un casto beso o un inocente abrazo.  Para mí, es algo perverso que se dicten estas irracional ordenanzas.  Qué difícil tiene que ser la vida de tantos inquisidores, que para sentirse vivo, tienen que dar muerte a algo tan hermoso, natural y humano como es la sexualidad.  ¡Qué gran diferencia con la religión hindú y su corriente tantrica, que rinde culto especial a los placeres mundanos, como fin de alcanzar la realización espiritual!  De siempre, las religión y cultura china y la hindú han tenido un concepto más profundo sobre la sexualidad, ligándola a la espiritualidad, el placer físico de los sentidos y lo benéfico para la salud, más allá del simple acto de la procreación típico de las religiones monoteístas.  Siempre seria bueno para estos inquisidores anclado en su mundo de oscuridad que se leyeran el libro de Wilhelm Reich, La Función del Orgasmo.  De esa forma su forma de pensar seria algo más humana, digo yo.  Después de todo ateniéndonos a las ideas de Freud, la realidad humana, la individual y la social se halla gobernada por la dimensión sexual, y por supuesto como humanos que somos, estamos dominado por lo biológico y lo libido.  Conclusión, el impulso sexual tiene como único fin la obtención del placer, el placer sexual, el placer del cuerpo compartido, así de claro, lo veo yo.

RELIGION - MONOTHEISM AND SEXUALITY

I have always been deterred from being a more religious person by the concept proposed by the monotheistic religions in relation to the topic of sexuality.  It's something, even at 66 years of age, which I cannot understand, in spite of all the existent philosophical treatises, ethical or religious writings that subscribes to these ideas, opposing the idea of natural sexual freedom.  I have always refused to be castrated, in this private matter that only concerns the individuality of every human being and their senses.  After all, if the gods gave us these gifts, it would not be for them to wilt away in the garden of the desperate resignation, or in some cases due to the imposition of some men who claim to be representatives of the gods on this planet.  I wonder, what is so obscene about the decisions that we make due to our libido?  Or the fact that our testosterone starts raging together with accelerated blood circulation after a bountiful dinner accompanied by a good wine.

What do they have to say to all this?  These legions of steadfast Puritans.  In regards to this natural and biological manifestation of nature.  As usual, they see it as a sin and an obscenity.  Do they really find it so necessary to tame others nature and sexuality?  The most outrageous of all is that when it comes to violence, these religious sects are usually much more tolerant, but when it comes to sexuality, they start spewing wrathful words as if they were possessed by inner demons.  Their terror of not being able to control and direct the sexual behavior of other human beings makes them increasingly more resentful.  Let me give an example, in the very civilized and Lutheran New Zealand.  In some schools the children are prohibited from giving each other a peck on the cheeks, nor are they allowed to hug each other on school compounds.  For me, it is something perverse handed down by some irrational ordinances.  How difficult it must be to be in the shoes of the inquisitors, who to feel alive, they feel obliged to kill off something so beautiful, natural and human as is sexuality.  What a big difference as compared with the Hindu religion and its Tantric practices, which worship the worldly pleasures, as a means of culminating in spiritual realization!  As always, the religion and culture of the Chinese and the Indians have a deeper concept of sexuality, linking it to spirituality; the physical pleasure of the senses are seen as beneficial to health, far beyond the realm of the simple act of procreation which is so typical of monotheistic religions.  It would always be good for these inquisitors, who are anchored in their world of darkness, to read the book of Wilhelm Reich, The Function of Orgasm.  In this way they might moderate their way of thinking, and become more humane.  After all, in accordance with the ideas of Freud on human reality, the individual and the social is governed by the sexual dimension, and of course as humans, we are all dominated by the biological and the libido.  In conclusion, the sexual impulse has a sole purpose of obtaining sexual pleasure, the pleasure of sharing one’s body.  It should all be so clear.

9 comentarios:

  1. Es que ellos solo asumen el sexo como "reproducción" para que la especie no se extinga. Pienso que el celibato les nubla las neuronas y como tienen prohibido tal acto les joroba que los demás disfruten de él. Tal vez por eso cuando se "ponen" (la naturaleza es la naturaleza seas religioso o no, no distingue) la meten donde no la tienen que meter.
    Pero me pregunto, si la Biblia dice "Creced y multiplaos" ¿Por qué a ellos no se les permite? (que lo hacen a la chita y callando eso es otro cantar). Y ¿En alguna parte de la Biblia les dice Jesús que ellos permanezcan célibes? Será que tal vez no he leido el Libro al completo, pero me parece que no.

    ResponderEliminar
  2. Es muy probable, amigo Agustín, que la naturaleza nos haya dado la fe; pero es seguro que nos ha dotado de razón. Y la razón nos conduce, indudablemente, a una sexualidad sana, al margen de lo que pueda dictarnos cualquier religión.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. Cuanto más puritanos, más puteros a escondidas. Creo de todas formas que es algo que viene de tiempos antiguos. Ten en cuenta el desmadre de Roma, arrojaban a los bebes al Tiber o los abandonaban en los montes. Las enfermedades de transmisión sexual debían de hacer su agosto, luego la cosa degeneraría sobre todo desde la prohibición a los clérigos de casarse y por tanto de tener sexo legitimo.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  4. Según leí hace días, en Toledo, los fabricantes de armaduras, han creado una sección de trabajo para responder a las peticiones de cinturones de castidad solicitadas desde Oriente Medio.

    ResponderEliminar
  5. Según leí hace días, en Toledo, los fabricantes de armaduras, han creado una sección de trabajo para responder a las peticiones de cinturones de castidad solicitadas desde Oriente Medio.

    ResponderEliminar
  6. Tu post es una excelente reflexión acerca de los tabús del sexo en las religiones monoteístas, sobre todo en la cristiana en su vertiente católica. Sin embargo los hijos de Alá tienen carta blanca a la hora de yacer con más de una esposa e incluso con concubinas, y según el Corán, el hecho de echar un casquete,no implica que lleve consigo la "reproducción". Simplemente el gozo.

    O sea, que me refugio en la conocida frase de que "El asunto de la jodienda no tiene enmienda".

    ResponderEliminar
  7. Y que existan todavía tabúes referente a lo más hermoso que nos ha dado la vida, viva el amor libre.

    ResponderEliminar
  8. Estimado amigo bloguero, Agustin,

    Preguntas lo siguiente:

    "Me pregunto, ¿por qué tengo que domesticar mi propia naturaleza y sexualidad?"

    Porque el hombre en aras de su líbre albedrío puede tomar dos caminos: el del desenfreno o el de la contención y control de sus impulsos.

    Todos los sentido y los sentimientos tienden a descontrolarse por falsas percepciones y por eso el hombre para sobrevivir inventó la cultura o aculturamiento de sus impulsos. (Freud)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Estoy con Tío Chinto y con Eleonora o difícilmente nos distinguiríamos de los chimpancés, pero tienes razón en que habiendo infracciones (pecados) más gordos, las más de las veces anteponen las "guarreridas españolas" a éstos...

    ResponderEliminar