Mi Blog

Mi Blog

lunes, 7 de julio de 2014

CÓMO ENVIDIO A LA JUSTICIA FRANCESA



No salgo de mi asombro ante el anuncio de que el antiguo presidente de la Republica de Francia, el pequeño Napoleón, o sea el petulante,  Nicolás Sarkozy. Era sometido a un duro interrogatorio de más de 15 horas. No solo fue eso, es que acorde con la Justicia francesa, él puede estar incomunicado por 48 horas. Si al final se demostrase su culpabilidad, en los casos de tráfico de influencia y corrupción, podría ser condenado a cinco años de cárcel. Éste elemento recibió 50 millones de Euros, pará su campaña electoral del 2007, ese dinero procedía del dictador libio Gadafi. Ahora tendrá que rendir cuenta por sus corrupciones. Qué gran diferencia con nuestra España de pandereta, ¿no? Una vez más la nación francesa nos demuestra que La Democracia, no es solo una palabra hueca y sin contenido. Claro, allí la justicia no está a merced de ningún grupo político de turno. La separación de de poderes es real en Francia.


¿Cuánto tenemos que aprender del sistema político que impera en la nación gala?  Por supuesto muchos pensaran que se trata de una venganza de los socialistas que ostentan el poder en Francia. Todo por no aceptar algo simple, y esto es que tanto si gobierna la derecha o la izquierda, La Justicia francesa está repleta de una dignidad, que no rinde pleitesía a nadie. En Francia el imperio de la ley, no tiene fisura. Es por eso que siento cierta envidia de cómo se aplica allí la justicia a los políticos, no como aquí en nuestra nación. 

8 comentarios:

  1. ¿España de charanga y pandereta? ¡Pues claro! Así, en casos como el de Sarkozy, se rompe la pandereta y punto, total: lo que nos sobran son panderetas y pandereteiros. ¡Y no pasa nada, oye!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pandereta se la tendriamos que romper en la cabeza,a tanto ladron que tenemos por aqui.Aunque un golpe de guillotina no estaria nada mal,un abrazo,

      Eliminar
  2. Nos ha jodido, y yo, y un montón de españoles más.

    ResponderEliminar
  3. Que tengamos que sentir envidia ajena, por algo tan normal como es impartir justicia.Con eso esta dicho como esta nuestra nacion,un saludo,

    ResponderEliminar
  4. Iluso súbdito, soy Mariano.... ah, sí, que se me iba el santo al cielo... que cómo quieres que me juzgue a mí un juez que me debe el sueldo y todas sus prerrogativas?
    si quieren cobrar a fin de mes, ya saben lo que tienen que hacer... y si no lo saben... pues bueno... ya sabrán lo que es una pensión de la seguridad social.
    Y con las cosas de comer no se juega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las habichuelas ese es el gran problema de cada uno,jejeje,saludos,

      Eliminar
  5. España está muy lejos de ser un "Estado de Derecho"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego hoy con tu comentario,tienes mas razon que un santo,saludos,

      Eliminar