Mi Blog

Mi Blog

lunes, 15 de julio de 2013

REFLECTION - A LITTLE OF ESTEBAN DE LA BOETIE


Ando en estos gélidos días de frio, lluvia y nieve que azotan a este hermoso país llamado New Zealand, que es donde vivo, leyendo de nuevo el pequeño pero excelente librito del pensador frances, Esteban de La Boetie, que lleva por titulo, El Discurso de La Servidumbre Voluntaria.  Es después de reflexionar y analizar esta joya del entendimiento político que me digo sin ningún reparo, que después de todo, es el pueblo español y sus ciudadanos los causantes de sus propios infortunios.  Un ejemplo lo tenemos en el caso Barcenas, en donde a la voz de mando, los 185 diputados del Partido Popular se niegan a que Mariano Rajoy dé explicaciones en el Congreso sobre este turbio asunto.  Lo grave viene después, cuando los ciudadanos en un estado total de perruna servidumbre al poder establecido, no hacen ni la mas mínima repulsa en las calles, para decir de una jodida vez, basta de inclinar la cerviz.  Es por esa razón que el libro de La Boetie está mas que presente en estos aciagos días en España, digo yo.  Les dejo con algunos fragmentos del libro.


“En esta ocasión no quisiera sino averiguar como es posible, que tantos hombres, tantas villas, ciudades, naciones aguanten a veces a un tirano solo, que no tiene mas poder que el que le dan, que no tiene capacidad de dañarlo, sino en cuanto ellos tienen capacidad de aguantarlo, que no podría hacerle mal alguno sino, en cuanto ellos prefieran tolerarlo a contradecirlo.  Gran cosa es por cierto, y sin embargo tan comun, que es preciso dolerse de ella mas que sorprenderse, ve a un millón de millares de hombres, servirmiserablemente, teniendo el cuello bajo el yugo, no obligado por una fuerza mayor, sino encantados y hechizados por el nombre de uno solo.  La debilidad es tal entre nosotros los hombres, que a menudo no es preciso obedecer a la fuerza.”


4 comentarios:

  1. Esa es la cuestión, Agus,¿Porqué sucede?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor sucede, por que nos tienen siempre controlado con el miedo a perder las cadenas,y a muchas gentes le mola llevar su cadenita,un saludo,

      Eliminar
  2. Esa cadenita es lo que relativiza la culpa y la responsabilidad de los actos erróneos. La servidumbre voluntaria recibe migajas del Poder, pero esas migajas, para muchos, son mejor que la nada del espíritu libre abocado a los vaivenes de la Providencia.
    ¿Para qué vamos a arriesgarnos en un mundo cruel si el Amo nos cuida y su crueldad es más llevadera?

    Un saludo, Agustín.

    ResponderEliminar
  3. Para mi la servidumbre voluntaria es sinonimo de esclavitud,fisica y psiquica,sea cual sea el Amo,un abrazo amigo Herep,

    ResponderEliminar