Mi Blog

Mi Blog

viernes, 22 de febrero de 2013

ESPAÑA - MARCHANDO, UNA RACIÓN DE CARBÓN



Erase una vez un país llamado España, en donde había un gobierno honrado y noble que cuidaba del porvenir de sus ciudadanos.  Éste modélico gobierno tenia unos enormes y gigantescos depósitos de carbón, que sobrepasaban mas de medio millón de toneladas.  Ése casi sagrado carbón eran las reservas estratégicas de la nación, para ser utilizado en caso de escasez de dicha materia.  Decían las informaciones que el valor de aquellas reservas tenían un valor de 47 millones de Euros.  Púes bien, en un día muy aciago para aquella nación, esas astronómicas cifras de mas de medio millón de tonelada de carbón desaparecieron como por arte de magia.  Nadie sabia dar unas explicaciones algo coherentes sobre aquel rocambolesco suceso.  El gobierno decía que los responsables eran una agencia que se encargaba de su custodia.  Pero estos alegaban con todo desparpajo, y sin que se le notara mucho la risa, que la culpa era de la lluvia malvada que había diluido aquellas gigantescas montañas de carbón.

Lo mas divertido de aquel sainete era que la corrupción ya no era noticia, debido a que por aquellos días se  celebraba el soporífero debate sobre el Estado de La Nación, en donde los políticos que vivían a cuerpo de rey, debatían sobre el sexo de los ángeles, a costa de aquel pueblo resignado que les reían las gracias de sus juergas y latrocinios.  También en aquellos divertidos días la casi totalidad de la población estaba mas pendiente del partido de La Champions League entre el Milán y el Barcelona, que de la descomunal desaparición de las reservas del dichoso carbón.  Se dio el caso de que mentes malvadas insinuaban que en la desaparición del carbón podrían estar implicados hasta los mismísimos Reyes Magos de Oriente, debido a que eran millones de ciudadanos los que tenían que recibir su merecida ración de carbón, como justo castigo por haber sido tan lerdos y sumisos de aguantar a la casta políticas que junto al Rey gobernaban aquel paciente y dócil país.  Fue de esa manera como la misteriosa desaparición del carbón, pudo tener una explicación razonable.  Colorín colorado el cuento del carbón se ha acabado, ja, ja, ja.

8 comentarios:

  1. Jajaja y ahora resucita Caperucita Roja y nos cuenta otro cuento. La verdad es que tenemos lo que nos merecemos.
    Un saludo y me voy a dormir, que este fin de semana, el gobierno nos da descanso a todos, ya veremos el Lunes en que queda esto, supongo que mas de lo mismo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este post lo hice al leer tu post sobre el mismo tema del carbon.Solo que le he metido algo de Mala leche.La verdad esto petara algun dia,y ese dia que Dios nos coja confesado,un saludo,

      Eliminar
  2. Lo de las drogas decomisadas en los recintos de la poli es todavía mejor...saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la droga aun fue peor,de seguro que se la vendieron a los Carteles mexicanos jejeje.Pero lo del carbon es antologico,un saludo,

      Eliminar
  3. Se lo llevaron los politicos para las estufitas pues con su sueldo y lo que trincan no les llega pa el butano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No habia yo caido en ese detalle del butano,te debo una Mamuma,un saludo,

      Eliminar
  4. Si había alguna forma de hacer el ridículo allende nuestras fronteras de manera adicional, ha quedado claro cual és. Y luego nos quejaremos de que nos sigan tomando por el pito del sereno.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El ridiculo es el deporte nacional de nuestra nacion y sus representantes.Esto del carbon lo han casi silenciado,pues la cosa manda huevo,un saludo,

      Eliminar