Mi Blog

Mi Blog

miércoles, 4 de abril de 2012

CUBA – La Zafra: The 10 Million Tonnes Harvest


En el comienzo de 1970, la Revolución Cubana, bajo el mando del carismático Fidel Castro, tomó la descabellada determinación de que la cosecha de la Zafra Llegará a la cifra de 10 millones de toneladas.  Ésta cifra nunca se había conseguido en la historia de Cuba, es por ese motivo que en el ultimo trimestre de 1969 Fidel Castro comprometió a todo el país en un masivo y descomunal esfuerzo para poder lograr la histórica cifra, y que se convirtiera en una tangible realidad en el primer trimestre de 1970.  Él quería a toda costa y sin importarle ningún sacrificio de la población poder emular y superar la mejor cosecha de azúcar que se había realizado en Cuba en 1952 bajo la Dictadura de Fulgencio Batista, en que la que se llegó a alcanzar los 7.4 millones de toneladas.  La idea de Fidel era que si se lograba los 10 millones, esto redundaría en una entrada masiva de divisas, y daría a Cuba el monopolio de ser el mayor productor de azúcar del mundo.  Él ordeno que toda la nación debería contribuir y los empleados públicos, maestros, estudiantes y trabajadores de fabricas se presentaran como voluntarios en los inmensos campos de cañas de azúcar.

La cosecha sin embargo fue un completo fiasco, púes solo se pudo recoger 7.5 millones de toneladas.  A pesar del hecho de que alrededor de la mitad de las plantaciones de caña de 1969 fueron dejada sin cortar, para que pudieran contar en el esfuerzo de 1970, muchos otros recursos fueron desviados del resto de la economía hacia el sector del azúcar.  El  país interrumpió de esta forma las actividades de otros importantes sectores.  La Zafra duró más del tiempo estipulado y terminó en plena época de la lluvia, lo cual entorpeció la labor de recogida y al mismo tiempo el rendimiento de los trabajadores.  Fidel Castro asumió personalmente la responsabilidad del fracaso, pues no solo se había incumplido la meta, sino como consecuencia de este disparatado objetivo, disminuyeron la producción de leche, fertilizantes, cemento, papel, zapatos, y un larguísimo etcéteras.  Claro, Fidel dijo que había pecado de idealista en su planteamiento acerca de cómo desarrollar el socialismo y en lo sucesivo seria mas pragmático.  Aparte de esta utópica promesa de los 10 millones de la zafra, Fidel en un mitin en 1964 dijo, “Qué en diez años Cuba sobrepasaría a Holanda en la producción de leche, y a Francia en la producción de queso.”  Como era de prever todo era demagogia barata, púes la realidad fue que la economía cubana se estancó desde 1964 a 1970.

In the beginning of 1970s, the Cuban revolution under the leadership of the charismatic Fidel Castro undertook the crazy task of achieving an immense zafra harvest of 10 million tonnes.  This figure had never been achieved in the history of Cuba, and for that reason, during the last quarter of 1969, Fidel Castro pledged to the nation that he would implement an massive initiative nationwide to achieve the historical figure, so that it will become a tangible reality in the first quarter of 1970.  He wanted to emulate and exceed at all cost and regardless of any sacrifice by the population, the best harvest of sugar that had been recorded in Cuba in 1952 under the dictatorship of Fulgencio Batista, reaching the amount of 7.4 million tonnes.  The idea of Fidel was that if 10 million tonnes were harvested, it would result in a massive influx of foreign currency, and would give Cuba the monopoly of being the largest producer of sugar in the world.  He ordered that the entire nation should contribute and the civil servants, teachers, students and workers in factories should all volunteer in the immense fields of sugar cane.

The harvest however was a complete fiasco, as only 7.5 million tonnes were produced.  In spite of this fact, in 1969 about half of the sugar plantations were left unharvested, so that they could be included in the production output of 1970 and many other resources were diverted from the rest of the economy towards the sugar sector as a result.  The country thus interrupted the activities of other important sectors.  The Zafra harvest lasted more than the stipulated time and finished during the rainy season, which hindered the work of collection and at the same time the productivity of the workers.  Fidel Castro personally assumed responsibility for the failure, not only because he failed to comply with the goal, but also as a result of this crazy goal, the country experienced decreased production of milk, fertilizers, cement, paper, shoes, and a long list of etceteras.  Of course, Fidel said that he had been overly idealistic in his approach to develop socialism and that thereafter he would be more pragmatic.  In addition to this utopian promise of 10 million tonnes harvest, in 1964 Fidel said at a rally, "In ten years Cuba will surpass Holland in milk production, and France in the production of cheese."  As it turned out, all this was nothing but cheap demagoguery; the naked truth was that the Cuban economy stagnated from 1964 to 1970.

8 comentarios:

  1. Está por ver que un país comunista sea próspero, ni siquiera China, donde la prosperidad solo llega a la clase dirigente y se basa en la explotación de obreros y campesinos. Menudo invento..

    ResponderEliminar
  2. ¿Por qué me resulta tan familiar -amigo Agustín- toda esa mentira descabellada de Fidel?
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. La realidad es que el azúcar de Cuba, no tiene igual en el mundo. Otra cosa es que estando en manos de ineptos, no se consiga producir con normalidad.
    Claro, que mientras estén los Castro al mando, todo seguirá igual, hambre, hambre y hambre y no solo de azúcar viven los humanos. Un saludo desde Gran Canaria.

    ResponderEliminar
  4. Ya ves, este año vuelve a celebrarse el Viernes Santo en Cuba, me parece un "avance" pírrico cuando siguen secuestrando a las Damas de Blanco...es todo muy cutre.

    Que tengas buena Semana Santa,Agustín

    ResponderEliminar
  5. Lo más triste es que detrás de tanto esfuerzo y de tanta ilusión ningún país con la economía dirigida, o comunista, lo que viene a ser lo mismo, llega a aumentar la riqueza de sus ciudadanos. Digo triste, porque una contraposición al capitalismo salvaje que nos invade, hoy más que nunca se hace necesaria.

    ResponderEliminar
  6. Agustín ya sabrás que esa lumbrera de Guevara cuando tenía mando en plaza dijo que lo del azúcar era tercermundista y ordenó destruir la mayoría de las plantaciones. Cuando se dieron cuenta del disparate tuvieron que empezar casi de cero y supuso un coste altísimo para la economía cubana, como todo lo que hicieron estos dos filibusteros de Fidel y el che. ¿Por cierto que fue de la vaca aquella enana que casi no comía y daba mas leches que las vacas suizas?, jajaj todo igual.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  7. De los Castros cualquier cosa y nada bueno.
    Cuba tienen Castros de por vida por lo tanto con o sin cañas no van a ningún lado, se han quedado muy atrás al siglo actual.
    Saludo Agustin.

    ResponderEliminar
  8. Hay mucha gente que no lo quiere ver, pero todos los países donde ha imperado el socialismo real, han terminado en la miseria. Y Cuba, por supuesto no ha sido una excepción.

    Un abrazo

    ResponderEliminar