Mi Blog

Mi Blog

lunes, 28 de noviembre de 2011

RELIGION – My Doubts and Contradictions

A veces nos preguntamos cuál es en sí el propósito básico de la religión.  Para la mayoría de personas con ideas ateístas, la religión está diseñada para poder enfocar nuestra atención y energía en el concepto de un solo ser Supremo, invisible, inmutable, inflexible, que seguro se alega creó una raza humana inferior solo por alguna clase de compañerismo extra y amor hacia él mismo, para más tarde encajar un juego de reglas opresivas y en algunos casos arbitrarias, las cuales si usted logra romper, se encontrara expuesto a un inimaginable castigo.  Esto desde luego mantiene al creyente en un continuo estado de miedo y complacencia.  Ellos, los verdaderos creyentes, tienen miedo de intentar cuestionar las intenciones de este Ser invisible y tener incluso la mayoría de las veces miedo a expresar su libre individualidad.  A la inmensa mayoría de los Cristianos o otros creyentes de diferentes tendencias religiosas, se nos ha enseñado que no tenemos ningún poder para hacer algo excepto orar, rendir culto e intentar hacer buenas obras.
Los seguidores religiosos son imbuidos a practicar el auto rechazo, y se nos dice que nuestra propia voluntad es algo irrelevante.  Yo discrepo en esto totalmente.  Para mí la voluntad es la esencia de nuestra propia libertad.  Otros creen que rendirles culto a los Dioses es fútil o primitivo, algo normal en personas de mentes débiles o supersticiosas.  En mí atrevida opinión, sin querer caer en la blasfemia, creo que además de la Cristiandad, el Islam y algunas otras religiones son antes que nadas, religiones polarizadas.  Así de esta manera, una intenta luchar contra las otras, intentando crear un cierto antagonismo en donde al creyente se le hace creer de forma inflexible que ellos representan la verdadera, correcta y única religión.  Sin darse cuenta, uno entra en la contienda, y si no te controla te conviertes tarde o temprano en un fanático a merced de tus más bajas pasiones.  ¿Es esto lo que deseamos?  Yo creo que no.  Lo mas sensato seria una orientación religiosa, filosofica, o en su caso espiritual, en que la neutralidad fuera lo mas importante.  
Para mí, por ejemplo, la figura de Jesús está fuera de toda duda., Él vino, después de todo a este mundo para enseñarnos como salvarnos.  Luego otros, como ocurre siempre, prostituyeron sus enseñanzas.  Aunque no todo era bueno en Jesucristo, su creencia en un Infierno como castigo hace que mi simpatía se evapore.  ¿Qué gran diferencia con Sócrates, no?  Yo pienso que si alguien fue un malvado en esta vida, por lógica tendría que reencarnar en la próxima vida en un perro sarnoso en cualquier ciudad del mundo.  Y cuando purifique volver a un cuerpo humano.  Es desde luego más piadoso que toda una eternidad achicharrándose en el Infierno, digo yo.  Mas el problema comienza cuando cualquier clase de Ideología pretende sustituir la Religión por un control total del Estado sobre sus ciudadanos.  ¿Dónde encontrar la salida?  Pues, como siempre, en el Planeta Zoroastro.
Sometimes we ask ourselves, what is the true and most basic purpose of religion?  For most people with atheistic ideas, religion is designed so as to be able to direct our focus, attention and energy towards the concept of a single God who is Supreme, invisible, immutable, inflexible, who alleges to have created the inferior human race for the aim of having companionship and love for Himself, and later on to be able to devise a set of oppressive rules in some arbitrary manner, rules that if one were to break, would be exposed to unimaginable punishment.  This of course maintains the believer in a continuous state of fear and acceptance.  The true believers are afraid to question the intentions of this invisible Being and to even express their individuality in most cases.  The immense majority of Christians or believers of other religions have been conditioned to believe that they should resign themselves to pray, worship and to do good deeds.
 Many religious followers have been imbued with the belief in auto rejection, and to proclaim that one’s own will is something irrelevant.  I totally disagree with this.  For me, the will is the essence of our own freedom.  Others think that worshipping God is something futile or primitive, something normally reserved for people with weak or superstitious minds.  In me bold opinion, without wanting to fall into blasphemy, I believe that in addition to of the Christianity, Islam and some other religions, are more than anything else, polarized in many ways.  As a result, one enters into conflict with others, creating a certain antagonism in which the believer is taught to think inflexibly, that they represent the true, correct and only religion.  Without perceiving the gradual change, one begins to dedicate oneself to a struggle, and if it does not control you, sooner or later you will be transformed into a fanatic at the mercy of your darkest passions.  Is this what we wish for ourselves?  I believe that the answer is a resounding no.  The most sensible option would be a religious, philosophical and spiritual disposition whereby neutrality is predominant.  
I do believe that the example of Jesus as savior is beyond all doubt.  After all, he came to this world to teach to us how to save ourselves.  However, like in most cases, many have tainted his teachings through their own interpretations.  Although not everything was good about Jesus Christ, his belief in Hell for all eternity as punishment has caused me to lose faith.   What a great difference as compared with Socrates, no?  I think that if somebody were an evildoer during his lifetime, logically he should reincarnate in his next life as a stray dog in any city of the world.  Only when his soul is purified can he return to a human form.  I would say that this more merciful than being charred for all eternity in Hell.  But the problem begins when any class of Ideology tries to replace Religion with total control of the State over its citizens.   Where can we find the solution then?  As always, on Planet Zarathustra.

3 comentarios:

  1. Hoy te encuentro razonadamente demoledor con tus argumentos ante el triste espectáculo que nos ofrecen aquellos que se dicen interpretes de los designios divinos y no intentan estudiar o comprender la obra maestra que representa el universo, aún peor, condenando o inmolando a aquellos que si lo hacen.

    ResponderEliminar
  2. Los que dominan las religiones las utilizan como instrumentos de poder. Yo me quedo con la enseñanza de que no todo en esta vida es lo material, el interés propio inmediato. Existe la espiritualidad y se puede hacer el bien o el mal en esta vida, pero eso lo elige cada uno.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  3. Yo pienso que la Religión, sea cual sea, lejos de ayudar al crecimiento espirutual del hombre, lo que hace es cohartar el mismo, imbuyéndolo en un febril estado de minusvaloración.

    Lo ideal sería que se dieran unas pautas para el crecimiento de cada ser humano pero sin influirlo más allá de mostrarle los diferentes caminos. Todo lo demás, todo lo que sea influenciar o intentar convencer más allá de la propia voluntad es totalmente deplorable.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar