Mi Blog

Mi Blog

martes, 27 de septiembre de 2016

POPULACHO VERSUS TOROS INOCENTES


Es muy típico en los meses de verano las celebraciones en los pueblos de España, de encierros y festejos en donde inocentes vaquillas, becerros y hasta toros bravos, son motivos para que pandillas de descerebrados y incultos habitantes de dichos pueblos, den riendas sueltas a sus más viles pasiones, acosandos a los toros desde sus coches, motos y trastores, durante un aquelarre que dura tres horas.  Un caso típico son los pueblos de la Alcarria en la provincia de Guadalajara.  Aquí una masa de patanes con vino barato en sus estómagos, montan su peculiar diversión a costa de nobles animales.  Al final de estas tres horas de desenfreno, matan al pobre toro de un tiro en la cabeza.  A esto, los muy cabestros lo llaman tradición.

Otro caso de barbarie, era la muerte con lanzas del Toro de la Vega.  Ahora las autoridades lo han prohibido.  Aunque la mayoría de patanes que viven en ese lugar, han protestado por la que la fiesta y la muerte del toro con lanzas, es algo que forma parte de la cultura y tradición de dicho lugar.  Durante estos encierros y festejos ocurridos este año, 11 personas perdieron sus preciosas vidas al ser corneados por toros.  Digo yo, que a su manera, el toro también tiene derecho a cumplir su venganza poética, ¿no?

7 comentarios:

  1. Agustin,
    no se puede justificar la barbarie con la tradición. No puede haber un espectáculo donde sufra un animal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mas insolito es que en casi todos estos pueblos,gobiernan o populares o socialistas.Digo yo que de esa manera,al permitirle esos encierros,no pensaran los patanes sobre la corrupcion de dichos partidos politicos,saludos,

      Eliminar
  2. Ahora, como en tiempos de la antigua Roma, tal como revela el poeta Juvenal en su Satira X, la gente se conforma con "pan y circo". Y hoy, como entonces, los políticos de turno tan contentos: "...nunc se continet atque duas tantum res anxius optat, panem et circenses" (Ahora dejan hacer y solo desean dos cosas: pan y circo. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pan,Circo y mucha Corrupcion.Eso si al toro y su sufrimiento ni puto caso,saludos,

      Eliminar
  3. Ahora, como en tiempos de la antigua Roma, tal como revela el poeta Juvenal en su Satira X, la gente se conforma con "pan y circo". Y hoy, como entonces, los políticos de turno tan contentos: "...nunc se continet atque duas tantum res anxius optat, panem et circenses" (Ahora dejan hacer y solo desean dos cosas: pan y circo. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Cuando no estoy de los nervios, soy de los que intentan coger, con un trapo y suma delicadeza, a la palometa despistada que de noche se cuela en la habitación buscando la luz eléctrica para sacarla al jardín, por lo que las barrabasadas con los animales no son de mi gusto. Sé que lugar ocupa el hombre en el conjunto de los seres vivos, pero lo cortés no quita lo valiente, y esta gente que persigue al toro con sus coches es purria cobarde.
    Otra cosa son los toros y la lidia, pero lo que traes hoy al blog....
    Un saludo, neozelandés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La lidia de un toro de 600 kilos,es todo un poema.Yo me emociono con un torero solo ante un Miura.Pero estos patanes son despreciables,un abrazo,

      Eliminar