Mi Blog

Mi Blog

martes, 17 de junio de 2014

PABLO DE TARSO Y LA SEXUALIDAD



Nos pasamos todo el tiempo atacando la conducta de la religión Islamica, en lo que concierne a las mujeres, y su sexualidad. Cuando la realidad es que, en este tema las otras dos religiones monoteístas, cómo son el Judaísmo o el Cristianismo tienen mucho que callar. Un claro ejemplo de ataque furibundo al género femenino, es la Carta a los Corintios, ahí no queda muy bien las mujeres. En sí las cartas a los Corintios no dejan de ser una llamada a la mortificación, el aniquilamiento de los afectos, el odio al cuerpo. San Pablo llega a decir que en el cuerpo no hay nada bueno, es un cuerpo para la muerte. También nos recomienda el Apóstol de Tarso, que mortifiquemos nuestros miembros, que están apegado a lo terrenal, púes ahí solo habita la lujuria, la inmoralidad. Cualquier otro pecado que el hombre comete queda fuera de su cuerpo, más quien fornica peca contra su propio cuerpo.


Llega a decir en pleno delirio, digo yo. Más quiero que sepáis, que Cristo es la cabeza de todo varón el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo. Para San Pablo, fuera de Cristo y su doctrina, todo es perjuicio y todo es estiércol, mientras él y sus semejantes son el buen olor a Cristo. ¡Qué bonito no! Desde luego con estos delirantes ataques contra el Ser Humano y los Sentidos, puso sin duda los cimientos de la llamada moral cristiana. Conclusión, todas las Religiones se prestan siempre a atacar la sexualidad de los hombres y de las mujeres. Con más razón ser ateo no es tan malo, digo yo. 

9 comentarios:

  1. Excelente reflexión. El cáncer de la humanidad.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi tanto Socrate como Jesus son hombres con nobles ideales.El problema viene cuando sus seguidores falsifican sus ideas,eso si es puro cancer,un saludo,

      Eliminar
  2. excelente tu texto
    Ser ateo y no creer no es facil tampoco
    abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las dudas con las Religiones tienen siempre una poderosa razon.Y desde luego Pablo de Tarso lo demuestra con sus torpes palabras,un abrazo,

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Comparto su reflexión, claro está, el cristianismo es mutante y se amolda a las banalidades del mundo contemporáneo. Y si, la biblia no hace otra cosa que escupirle al cuerpo, incluso al arte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego el punto de vista de la Biblia,es algo mas que enfermizo en lo relativo a los sentidos.Lo mejor es pasa de largo,un saludo,

      Eliminar
  5. En cualquier negocio hay que vender el producto y la Iglesia Católica, a la cual pertenezco y defiendo en ciertos aspectos, no va a ser menos... Las conductas no son las mejores pero ahí está el resultado, dos mil años en la cresta de la Ola.

    Un Saludazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso si un producto tiene imperfecciones es mejor cambiarlo.Y desde luego La Cristiandad lo tiene a montones.Aun asi como bien dices,es algo que aun perdura.Eso demuestra que algo hace bien,o no,un saludo,

      Eliminar