Mi Blog

Mi Blog

sábado, 30 de abril de 2016

SER UN BLOGUERO Y MORIR EN BANGLADESH



A veces escribir en un blog y exponer tus ideas sobre cualquier tema de actualidad es una gran responsabilidad.  Sobre todo es un reto ante la prensa domesticada por el sistema.  Muchos escribimos por convicciones ideológicas o religiosas, otros por reforzar nuestras inclinaciones literarias.  Pero todos ponemos nuestra entera ilusión y honestidad en lo que escribimos.  Lo mas importante, nadie nos hace daños por escribir en nuestro blog.  Pero si alguien de verdad tiene merito por escribir en un blog, son los que se exponen a morir asesinados por vertir sus sinceras opiniones sobre un tema tan espinoso como escribir sobre la religión en Bangladesh.  Esto es lo que le está sucediendo a algunos blogueros que denuncian el fanatismo religioso que impera en Bangladesh.  Recientemente dos destacados blogueros fueron asesinados y la opinión publica occidental ha ignorado este asunto.  Hoy en el Occidente podemos hablar y escribir sobre cualquier asunto que concierne a la ética de sus gobernantes en los blogs.  Pero un día la fiesta de la libertad de expresión se podría acabar, como por desgracia está ocurriendo en Bangladesh, digo yo. 

martes, 5 de abril de 2016

VARGAS LLOSA VERSUS PODEMOS



Como si a Podemos no les sobraran furibundos enemigos, ahora entra en acción el premio nobel de literatura Vargas llosa, para arremeter con furia jupiterina contra un partido político español respaldado por más de cinco millones de democráticos votantes.  Claro que todo tiene una explicación en este arrebato de intolerancia.  Púes, ¿qué se puede esperar de un octogenario con 80 añitos, que parece que la senectud le juega una mala pasada?  Dice el afamado escritor travestido a un aristócrata de la sociedad de caviar, y portada de las revistas de corazón, que si Podemos llegara al poder, la nación española sería una réplica de Bolivia o Venezuela, en pocas palabras hay que parar a Podemos.  Me pregunto que si este arribista de salón ha pasado alguna vez necesidades económicas en su afortunada existencia.  Y pensar que en mi adolescencia fui un devoto seguidor de sus magnificas novelas.  Pero los ideales nobles de sus personajes literarios ya no son los mismos, digo yo.